A revisión millonario sueldo de Rebeca Barrera, del Instituto Electoral de BCS: Congreso

El Presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado advirtió que nadie puede ganar más que el presidente, por lo que podrían revisar el salario de la titular del órgano electoral

La Paz, Baja California Sur (BCS). Luego de que se diera a conocer por BCS Noticias, que la presidenta del Instituto Estatal Electoral (IEE) de Baja California Sur, Rebeca Barrera Amador, tenía un sueldo anual que rondaba en casi los 1.5 millones de pesos, que representan más de lo que reciben por año, 6 partidos políticos por separado, el diputado presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Ramiro Ruiz Flores, aseguró que el salario de la funcionaria será sometido a revisión cuando entreguen las cuentas públicas.

“Se tiene que revisar cuando lleguen las cuentas públicas, se hará lo propio, el IEE es un órgano descentralizado, tenemos que revisarlo en su momento, no podemos opinar porque es una estructura descentralizada”, explicó Ruiz Flores, al ser cuestionado al respecto.

El legislador local recordó que recientemente se modificó la ley, en la que se establece que nadie podrá ganar más que el presidente de la república; es decir, ningún funcionario deberá percibir más de 108,000 pesos netos por mes, incluyendo no sólo salarios, pues también aquí están consideradas todas tipo de prestaciones que van desde aguinaldos hasta bonos.

“Nadie puede ganar por encima de lo que establece la Ley, que se aprobó el 13 de noviembre, donde dice que nadie puede ganar más de 108,000 pesos; hay un proceso para que se publique, después de que se publique  entra en vigor”, advirtió el diputado de la Coalición Juntos Haremos Historia.

Actualmente Barrera Amador ostenta un sueldo mensual de 124,000 pesos brutos,; además de esto, habría que sumarle las demás prestaciones que se otorgan con la aprobación de los otros consejeros, como los bonos por actividades, que ellos consideran extraordinarias.

Dirigentes de diversos partidos políticos han dejado de manifiesto su descontento por estos números, puesto que, argumentan que los consejeros del instituto, incluyendo la Presidenta, se autoasignan bonos a manera discrecional, en el momento en el que lo desean. Por ejemplo, en el proceso electoral del 2015, el Instituto pagó alrededor de 8 millones de pesos por este concepto; en este 2018, dijeron que no habría, pero en la práctica fue distinto, puesto que en una de las sesiones, uno de sus puntos de acuerdo era precisamente ese.