El Tribunal Superior propuso la legalización del matrimonio gay en BCS

Además, propusieron la inclusión de la figura del concubinato en el Registro Civil, y la regulación de la reproducción asistida

La Paz, Baja California Sur (BCS). El magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia de BCS, Daniel Gallo Rodríguez, entregó a diputados del Congreso del Estado, una serie de iniciativas con proyecto de decreto, con las que se busca la legalización del matrimonio homosexual, la inclusión del concubinato y la regularización de las técnicas de reproducción asistida, en la entidad.

Las nuevas disposiciones, que fueron calificadas por Gallo Rodríguez como “de avanzada, visionarias y realistas en el ámbito familiar”, buscan armonizar la legislación de Baja California Sur con las últimas sentencias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual declaró, por ejemplo, inconstitucional que sólo se admite el matrimonio entre personas de diferente sexo, abriendo la puerta a que parejas gay también puedan unirse civilmente.

La nueva ley, permitiría que las 2 personas del mismo sexo que busquen contraer nupcias en la entidad, ya no tengan que recurrir al amparo de la justicia federal, para el Registro Civil local les acepte una solicitud de matrimonio.

Hasta el momento, son casi 50 las personas en Baja California Sur que se han amparado contra el Código Civil; los primeros, fueron un grupo de 18, en el mes de octubre del 2014, y segundos, otras 31 personas en febrero. Se prevé que el primer matrimonio gay se realice en abril, en La Paz.

Entre las iniciativas propuestas, también está la “inscripción del concubinato en el Registro Civil, con lo que se da certeza jurídica a las familias que tienen esa manera de convivir, apegadas a la realidad que se vive en sudcalifornia”, informó Gallo Rodríguez.

En las modificas solicitadas, además se contempla que el trabajo de las amas de casa “sea considerado y valorado en casos referentes a la separación de bienes”; crean la figura de Divorcio Incausado, que consistiría que después de 2 años las parejas pudieran separarse sin alguna causal concreta; y la regularización de “los embarazos con técnicas de reproducción asistida”.

Las nuevas propuestas, tendrán que ser analizadas por el pleno del Congreso de BCS, en donde decidirán cuándo se discutirán y cómo las aprobaran, que caso de que así decidan hacerlo.