Impulsarán el consumo de pez merluza para abatir la desnutrición en Baja California Sur

Foto: palafito
Se estima que el consumo de este producto marino podría favorecer la actividad productiva en la región Pacífico Norte de BCS; alrededor de 1,400 niños estarán recibiendo dotaciones de este alimento, para abatir la desnutrición

La Paz, Baja California Sur (BCS). De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), alrededor del 19 % de la población de Baja California Sur -un aproximado de 152,000 personas- sufrió de carencia por acceso a la alimentación en 2016.

Debido a lo anterior, un grupo multidisciplinario de científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor) y el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), comenzó a explorar áreas marítimas en busca de especies comerciales no aprovechadas en el Pacífico Mexicano.

El resultado de las investigaciones arrojó considerables poblaciones de merluza, un pez que contiene altos niveles de proteína de origen marino. En 2014, un estudio para determinar la información nutricional de la merluza destacó que cada porción de 100 gramos de carne de merluza contiene 0.3 gramos de grasa, 0 gramos de azúcares, 53 kilocalorías de energía y 10 gramos de proteínas.

“Esta convocatoria nos permitió explorar más allá de los 150 metros y hasta los 300 metros de profundidad, a todo lo largo de la costa occidental de la península de Baja California […] Los resultados arrojaron la existencia de poblaciones importantes de merluza y langostilla”, señaló el investigador titular de Cibnor, César Augusto Salinas Zavala.

Además, se identificaron y definieron 3 áreas de pesca, con grandes concentraciones de merluza, y se levaron a cabo los respectivos estudios para conocer el comportamiento y desarrollo de la especie en los litorales de BCS.

Por su parte, se detalló que Cibnor en coordinación con el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia en Baja California Sur (SEDIF-BCS) impulsar el combate a la desnutrición de niños en situación de vulnerabilidad con dotaciones enlatadas de este producto marino.

“Estamos intentando llevar —a las comunidades con vulnerabilidad alimentaria—proteína de origina marino, proveniente de la merluza, un pez que es altamente consumido en Europa, Asia y Sudamérica, pero que en México no se consume de manera regular”, mencionó Salinas Zavala.

Asimismo, destacó que, además de llevar la proteína de animal marino a las comunidades más vulnerables, esta es una pesquería que podría traer muchos beneficios a la región Pacífico Norte del estado de BCS, dando empleo a pescadores y procesadores del producto.

Finalmente, la primera entrega de dotaciones de merluza enlatada, en el periodo de enero a abril de 2018, consiste en alrededor de 6,200 unidades; alimento que será proporcionado a cerca de 1,400 niños sudcalifornianos una vez por semana.

Los investigadores buscan fomentar el incremento de la cultura del consumo de pescado en la región y en un futuro al resto del país, que en promedio consume alrededor de 16 kilogramos de pescado al año.

Con información de Conacyt Prensa