Investigador de BCS participa en proyecto de reserva para aves playeras en Sonora

En Baja California Sur existen propuestas para zonas dedicadas a la conservación de aves migratorias, entre ellas Guerrero Negro, San Ignacio, Bahía Magdalena y ensenada de La Paz

La Paz, Baja California Sur (BCS). En días atrás, la Bahía de Lobos, localidad del municipio de San Ignacio Río Muerto, Sonora, fue incluido como nuevo sitio en la Red Hemisférica de Reservas de Aves Playeras (RHRAP), designación que se logró debido a la propuesta hecha por el Laboratorio de Aves de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), con la participación de Pronatura Noroeste.

El programa tiene como objetivo salvaguardar y garantizar la conservación de los sitios más importantes donde se lleva a cabo la migración de aves, explicó el responsable del Laboratorio de Aves, Dr. Roberto Carmona Piña.

Dr. Roberto Carmona Piña

La zona donde se ubica Bahía de Lobos se caracteriza por albergar a más de 20,000 aves playeras al año, destacándose las especies como el Chorlo nevado, el Playerito occidental, el Playerito rojizo del Pacífico y el Picopando canelo.

Actualmente, en el continente americano hay 106 sitios dentro de la RHRAP, que se ubican en 17 países; además de cientos de socios que conservan y manejan más de 17 millones de hectáreas de hábitats vitales; de los cuales 19 están en México.

En cuanto a Baja California Sur, el catedrático de la UABCS puntualizó que ya existen algunas propuestas de zonas que se ubican en el Alto Golfo de California, Bahía San Quintín, Guerrero Negro, Bahía del Tóbari, San Ignacio, Bahía Magdalena y la ensenada de La Paz.

“En el caso de Guerrero Negro o San Ignacio tienen la enorme ventaja de estar dentro de la Reserva de la Biosfera del Vizcaíno. Sin embargo, hay sitios que no están dentro de un Área Natural Protegida, por lo que corren riesgo y pueden ser afectadas, modificadas o dañadas”, concluyó Carmona Piña.