Investigadores de la UABCS evalúan estado de salud del águila pescadora en Guerrero Negro

De acuerdo con datos preliminares del estudio realizado, se estima que población ha crecido en un 400 %; se logró identificar un total de 138 nidos activos, con 311 huevos y 117 volantones

Muelgé, Baja California Sur (BCS). Un grupo de investigadores pertenecientes a la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) evaluarán el estado de salud de la población del águila pescadora (Pandion halieatus carolinensis) del complejo lagunar Guerrero Negro-Ojo de Liebre, en Mulegé.

En ese sentido, se anunció que el estudio estará ubicado sobre la costa occidental del Pacífico mexicano, dentro del municipio de Muelgé en la zona central de la media península, abarcando el área integrada por la laguna Guerrero Negro, laguna Ojo de Liebre, islas aledañas, el poblado de Guerrero Negro y el sitio de la compañía Exportadora de Sal S.A de C.V.

De acuerdo con resultados preliminares, la población del águila pescadora ha registrado un incremento significativo, desde principios del siglo XX hasta la actualidad, manteniéndose estable en las últimas 2 décadas.

“De alrededor de 30 parejas de águila pescadora que teníamos a mediados del siglo pasado, actualmente tenemos aproximadamente 140 parejas; sus números crecieron considerablemente, en más de 400 %”, afirmó el investigador especialista en ornitología de la UABCS, el maestro en ciencias Víctor Omar Ayala Pérez.

Por su parte, el pasante de biología marina de la UABCS y miembro de la investigación, Manuel Carlos García, precisó que el mayor registro de águila pescadora fue documentado en las zonas insulares, dentro del complejo lagunar, identificando 138 nidos activos, con 311 huevos y 117 volantones.

El estudio consistió en una serie de muestreos a nidos activos de águila, realizados mensualmente, en el periodo de diciembre de 2016 a julio de 2017. Los nidos fueron catalogados con base en su estructura natural o artificial y en el ambiente en que se encontraban, es decir, en áreas insulares, costeras, urbanas y en la salinera.

Finalmente, los especialistas detallaron que antes de que se instalará la compañía Exportadora de Sal e iniciará el crecimiento de Guerrero Negro, el águila pescadora anidaba únicamente en las zonas insulares de la región, no obstante, la aparición de infraestructura artificial ha traído consigo un beneficio para la especie.

Con información de Conacyt