El maltrato animal en BCS se sanciona con multas hasta de 100 días y 2 años de prisión

Asimismo, se informó que en caso de que las lesiones pongan en riesgo la vida del animal, dichas sanciones podrán incrementarse hasta 3 años de carcel y 400 salarios mínimos

La Paz, Baja California Sur (BCS). Con la finalidad de ofrecer protección a los animales de Baja California Sur, el artículo 386 del código penal estipula que cualquier persona que incurra en actos de maltrato animal, podrá pasar de 6 meses a 2 años en prisión, además de ser acreedores de una multa que rondará entre los 50 y 100 días de salario mínimo, informó el secretario Ejecutivo de la Comisión de Consolidación, Evaluación y Seguimiento del Sistema de Justicia Penal en la entidad, Jehú Fernando Vázquez Savín.

En ese sentido, dio a conocer que dichos actos se encuentran tipificados en el código penal local, por lo que se impondrán dichas sanciones a quién realice actos de crueldad contra los animales, mismas que se considerarán según la gravedad de las lesiones provocadas.

Asimismo, Vázquez Savín manifestó que la ley es clara al respecto, puesto que indica que, si las lesiones ponen en riesgo la vida del animal, las penas se incrementarán de 1 a 3 años de cárcel y multas entre los 200 y 400 días.

Por su parte, se llevó a cabo un encuentro de trabajo con la organización Canimx y otras asociaciones que velan por la defensa de los animales, dónde se impartió una plática referente a la proyección jurídica de estos y cómo denunciar los casos de maltrato.

Cabe agregar que el artículo 386 del código penal, también contempla conductas y agravantes que constituyan en un delito como la organización, promoción y difusión de las peleas de perros, con o sin apuestas de por medio.

“Es fundamental aplicar políticas públicas que garanticen una convivencia armónica, tanto entre de las personas entre sí, como con el entorno que las rodea, de ahí que la legislación contemple la protección de los animales”, dijo.

Finalmente, se reconoció que dichas acciones permiten fortalecer la cultura cívica de los sudcalifornianos y con ello fomentar el respeto hacia otros seres vivos.