Pistear en Navidad

Foto: Julio Omar Gómez
Viene navidad y año nuevo, una de las épocas con más altos índices de siniestros en el año. Es en estos momentos cuando más atentos debemos estar a estas situaciones. ¿por qué? por que la probabilidad de que te encuentras involucrado en un siniestro es muy alta

Hace poco estaba con mi esposa en el cumpleaños de uno de nuestros mejores amigos que tenemos en común, la noche empezó entre nosotros tres en un bar reconocido del centro de la ciudad. Conforme pasaba la noche más compas se fueron agregando al lugar. Para esa noche mi esposa y yo ya habíamos acordado horas antes de que yo sería el conductor designado, sin embargo durante el cotorreo decidimos cambiar nuestro acuerdo y ella sería la conductora encargada, mientras argumentábamos entre  razones y opciones de porque ella o porque yo, en la mesa donde estábamos sentados nos escucharon e intervinieron haciendo burla de la poca necesidad que hay en tener un conductor designado en estos días, y en ese preciso momento el espíritu de la fiesta cambio para nosotros.

En cuanto terminaron de mencionar las razones por lo cual era “absurdo” tener a estas alturas de la edad un conductor designado, mi esposa y yo decidimos plantarnos con una contra-retórica sustentada en cifras, estadísticas y porcentajes relacionados al número de muertes por siniestros viales en el mundo, en el país y en la ciudad de La Paz, todos en la mesa se sorprendieron cuando insistimos que la principal causa de muerte en esta ciudad en adultos menores de 35 años, en jóvenes y niños son los siniestros viales, fuimos claros en mencionar que las muertes en las calles no son una broma ni debe ser tomado a la ligera.

Acto seguido hice mi clásica pregunta “rompe-hielo” que hago en los cursos de educación vial: ¿Alguna vez has estado un siniestro vial o conoces a algún familiar o amigo que haya estado involucrado en alguno? La respuesta obviamente fue positiva, acto seguido hice otra pregunta ¿Has ido a algún funeral donde el occiso falleció en un siniestro vial? La mitad de los que estábamos en la conversación ahí sentados coincidimos.

Cada que hago este ejercicio es sorprendente ver la cantidad de personas que hemos asistido a un funeral por siniestros viales, es tan común las fatalidades y las muertes en las calles que hemos llegado a normalizarlas y verlas como algo cotidiano e inevitable, como si fuera el cólera de nuestro siglo, pero cuando alguien nos planta en un escenario compartido, la percepción de esta realidad cambia, y duele, sobre todo cuando comprendemos que puede evitarse.

No debemos olvidar que somos vulnerables en la calle, no importa la edad que tenemos, tampoco debemos minimizar los estándares de seguridad y sobre todo no debemos promover una anti-cultura de seguridad vial. Si escuchas a tus compas insistir en ponerte hasta la madre y vienes en carro, acepta siempre y cuando no vayas a manejar de regreso, vete en taxi o pecero. Por tu seguridad y la de los demás dí NO, de la misma forma si ves a tus camaradas retirarse en estado etílico por su bien y por el cariño que les tienes insiste en que se desplacen de otra forma que no sea en auto particular o si te encuentras sobrio ofrece llevarlos ¿cuántas personas no hubiéramos querido tener el valor de hacer esto cuando media docena de nuestros amigos  de la adolescencia se enfrentaron a la muerte bajo esta circunstancia?
Viene navidad y año nuevo, una de las épocas con más altos índices de siniestros en el año. Es en estos momentos cuando más atentos debemos estar a estas situaciones. ¿por qué? por que la probabilidad de que te encuentras involucrado en un siniestro es muy alta, tan solo de enero a junio del 2016 hubo 882 siniestros viales entre atropellamientos a peatones, ciclistas, choques y volcaduras, de seguir con esta tendencia significa que probablemente para fin de año tendremos cerca de 2000 siniestros viales, lo que podría significar que casi el 1% de los paceños estuvieron en un siniestro o choque, o provocaron alguno, durante el 2016. ESTO ES COMPLETAMENTE I-N-A-C-E-P-T-A-B-L-E, absurdo y alarmante, no solo la autoridad tiene que hacer algo tangible y profundo para cambiar este fenómeno, también desde nuestras pequeñas decisiones del día y de la noche pueden determinar si llegamos vivos a nuestro destino.


Toma consciencia y en estas fechas regalanos tu responsabilidad, y comprométete plenamente a hacer feliz a tus cercanos con tu presencia y no a que brinden por tu ausencia. Es real, estimada y estimado lector/a, que deseo honestamente tengas un pleno cierre de año y que los cercanos a tí lleguen con bien a su destino, nos vemos en las calles este y el próximo año.

 

Acerca del autor

Frank Aguirre

Frank Aguirre

Frank Aguirre es egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara (2007 – 2010), es Secretario Técnico de la comisión de Bicicampamento en la Red Nacional de Ciclismo Urbano (BICIRED MX), es Director de una organización no gubernamental que trabaja en temas de movilidad no motorizada, desarrollo urbano sustentable, derechos del peatón, reforma y aplicación de la ley, transparencia, ciclismo urbano y recuperación de espacios públicos llamada “BCSicletos pro-ciclismo urbano”, actualmente cursa la maestría de “Desarrollo Sustentable y Globalización” en la Universidad Autónoma de Baja California Sur.