Playas artificiales en La Paz sólo es una idea del Gobierno; nada definido: Semarnat BCS

Por lo pronto, dijo el delegado de Semarnat en BCS, el único bosquejo que existe es el que está dentro de una proyección de vídeo en 3D, cuando se hizo la presentación del proyecto

Los Cabos, Baja California Sur (BCS). El delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Jorge Iván Cáceres Puig, informó que el proyecto del Gobierno del Estado de crear playas artificiales en el malecón de La Paz, tan sólo es “una idea” y que nada más tienen un “bosquejo” del cual no hay ninguno en forma para que puedan presentar a evaluación ante la dependencia federal.

“Es una idea. Aún no tienen proyecto, en realidad tienen un bosquejo arquitectónico de lo que ellos quisieran hacer en algún momento, pero aún no tienen un proyecto que puedan someter a evaluación; por lo tanto, no hemos tenido pláticas al respecto”.

Según el plan dentro de la remodelación del malecón – visualizado para las siguientes etapas – se contemplaría crear dichas playas artificiales usando la tecnología Geotubos, con lo cual se buscaría aprovechar las bajas mareas de ciertas zonas y así poder ganar de 20 a 30 metros al mar y construir espacios deportivos, así lo dio a conocer en su momento el director de la Administración Portuaria Integral (API) en Baja California Sur, José López Soto.

Por lo pronto, dijo el delegado de Semarnat en BCS, el único bosquejo que existe es el que está dentro de una proyección de vídeo en 3D, cuando se hizo la presentación del proyecto. “Ese bosquejo es el vídeo que tienen en 3D, de un proyecto arquitectónico, pero todavía el proyecto real de cómo lo harían, no lo tienen”.

A mediados de este 2017, Cáceres Puig había declarado que “si se hacen los estudios correctamente, yo creo que no habría un impacto significativo; de hecho, el malecón que conocemos hoy en día, precisamente así se construyó”, dando a entender que, de no existir problemas con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), se podría autorizar. “Tendríamos que evaluar el estudio que se haga y con base en eso se sacaría cuáles son los impactos y las medidas de mitigación que se tendrían que realizar”, dijo.

En otro tenor, el funcionario federal habló acerca de la Ley de Vertimientos en las Zonas Marinas Mexicanas que la Cámara de Diputados aprobó y que permite la posibilidad de que mineras submarinas provoquen un severo daño a ecosistemas marinos como el Golfo de Ulloa, en Baja California Sur. Indicó que esta no beneficia a ninguna empresa minera, pues al final, son las MIA’s las que se tienen que aprobar para autorizar los trabajos.

“En realidad los procedimientos, que no se modifican, tienen relación con las Manifestaciones en materia de Impacto Ambiental, es lo principal que restringe este tipo de actividades; en realidad, no beneficia ni favorece que se instalen este tipo de proyectos”.