Rubén Muñoz se echa para atrás; ya no irá por morosos de La Paz, con empresa de cobranza

El alcalde se apoyará en el personal del Ayuntamiento para realizar los cobros correspondientes al impuesto predial y agua potable a los ciudadanos

La Paz, Baja California Sur (BCS). El alcalde de La Paz, Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, declaró que no contratará una empresa para cobrar los impuestos del Predial y Agua Potable a ciudadanos que cuenten con un adeudo con el Ayuntamiento, como lo había contemplado en días previos, puesto que ha decidido que sea el mismo Municipio el que con ayuda de sus trabajadores realice dicha acción.

“No va haber ninguna contratación de empresas, lo quiero aclarar, el Ayuntamiento tiene mucho personal, los vamos a capacitar; esta empresa como muchas otras llegó a presentarnos una oferta de servicios para cobrar el agua, para cobrar el predial y hacer la modernización del catastro”,recalcó el presidente municipal.

Esto ante las declaraciones que vertió el pasado 5 de noviembre, donde anunció que contrataría  a dicha empresa para que se hiciera cargo de realizar la cobranza del predial, cuotas de agua y otros impuestos, a los paceños, no sin antes obtener la aprobación de su cabildo.

En este sentido, el edil reiteró que, como responsable del municipio se apoyará en el personal del Ayuntamiento para demostrarle al pueblo que no se derrocharán recursos cuando se cuenta con un gran personal, mismo que se dará a la tarea de concientizar a la ciudadanía sobre la situación económica del Ayuntamiento.

“Es mi voluntad aprovechar el recurso humano que tiene el Ayuntamiento, porque creo en la fortaleza de los trabajadores del Ayuntamiento de La Paz y no queremos generar una política de cobro indiscriminado, queremos hacer un trabajo muy armónico con  los ciudadanos de concientización y que el ciudadano vea los pagos que está haciendo el ayuntamiento con lo recaudado de impuestos”, indicó Rubén Muñoz.

Asimismo, mencionó que, las cantidades que se recaudaría con los cobros, serían aplicadas para disolver las deudas del Ayuntamiento, las cuales serán solicitadas a través de programas sociales para facilitar el pago de los clientes morosos.

“Más de 1400 millones de pesos sería la recaudación de impuestos en el predial y casi 490 millones de pesos  en el agua potable; pagaremos las deudas con Comisión Federal de Electricidad (CFE), lo haremos con nuestros propios recursos, la recaudación será con un programa que sea de mucho sentido social”.

Finalmente, explicó que, no habrá un incremento en el transporte público, debido a que se encuentra en proceso de revisión la iniciativa de Ley de Movilidad que propuso el gobernador de Baja California Sur (BCS), Carlos Mendoza Davis; de igual manera manifestó que se encuentra a la espera de que el gobierno estatal le devuelva las facultades al municipio para otorgar tarifas y concesiones a los transportistas.

“No estamos considerando aumentar la tarifa del transporte público porque está en proceso la revisión de la Ley de movilidad y Transporte que puso a consideración del Congreso el ejecutivo del estado, tenemos que esperar de quién será esa facultad, crear el instituto del transporte, si va ser responsabilidad del gobierno estatal  o si le van a regresar las facultades al Ayuntamiento para que otorgue concesiones y tarifas”, concluyó.