Salinera de Guerrero Negro retomará su polémica intención de expandirse, tras 20 años

Hace 20 años la presión de grupos ambientales echó abajo la aspiración de la empresa, para crear un nuevo complejo al sur de Guerrero Negro; ahora, están decididos a retomarlo
Comparte esta noticia en:

Guerrero Negro, Baja California Sur (BCS).La empresa minera Exportadora de Sal de Guerrero Negro, tiene entre sus planes próximos, retomar su proyecto de expansión, que le fue cancelado hace ya casi 20 años (en el 2000), luego de que grupo de ambientalistas presionaran a las autoridades mexicanas para su rechazo, por el supuesto daño al ambiente, que soponía su ejecución.

Este plan, que fue primeramente ingresado en 1995, buscaba crear otra planta de sal, a unos 70 kilómetros al sur de donde se encuentra la actual, en un predio denominado Salitrales de San Ignacio; ahí, se buscaba construir la infraestructura necesaria que le hubiera permitido, según la versión de la empresa, aumentar 30 % sus utilidades.

Ahora la intención, de acuerdo al director de la Paraestatal,Antonio Avilés Rocha, es retomar aquella iniciativa, que ya le fue expuesta al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, que vendría mejoraría su producción e ingresos.

El objetivo es, construir un muelle de 170 metros y un sistema de bandas, las cuales cargarían el producto directamente a los barcos —con capacidades de hasta 100,000 toneladas—, sin necedidad de utilizar las barcazas con cupo de 10,000 toneladas, que actualmente están en uso, y que lleven la sal hasta isla de Cedros, donde finalmente las grandes embarcaciones son abastecidas, ante la imposibilidad de hacerlo ellas mismas en el puerto, por la poca profundidad de sus aguas, en las que se encuentra por ahora la planta.

El proyecto, que desde 1995 que se ingresó provocó polémica, es ahora retomado por la nueva administración; en ese entonces, grupos ambientalistas alegaban las afectaciones al medio ambiente de la región, principalmente a las ballenas grises que llegan todos los años ahí. Ante esto, Ernesto Zedillo, al final de su mandato, decidió dar para atrás a la expansión, pese los pobladores de la región y de las autoridades locales, quienes insistían que había otras intenciones dentro de la postura de los activistas.

Por su parte, Avilés Rocha, mencionó que el tema ambiental es algo ya superado, pues con el paso de los años pudieron comprobar que, han sido respetuosos con la naturaleza, como la ballena gris y las 200 especies de aves que habitan la zona.

Con información de Elías Medina / El Sudcaliforniano


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by