Tras descender 75 metros de profundidad, apneista de BCS logró un nuevo récord para México

El récord de la sudcaliforniana se logró en una inmersión efectuada en las costas de Egipto, mismo que fue acreditado por jueces de la Asociación Internacional para el Desarrollo de la Apnea

La Paz, Baja California Sur (BCS). Por nueva ocasión, la Bióloga Marina de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Estrella Navarro Holm rompió el récord de profundidad para México en Buceo Libre (apnea); esta vez descendió 75 metros de profundidad con una sola respiración y con ayuda de su monoaleta.

El nuevo récord fue validado por los jueces de la Asociación Internacional para el Desarrollo de la Apnea, realizándose la inmersión en las costas de Sharm el Sheikh, Egipto, en la plataforma marina del centro de apnea Freediving World.

“Antes de la inmersión respiré por algunos minutos, únicamente utilizando el diafragma, moviendo la panza hacia afuera y hacia adentro durante la inhalachión y exhalación, respectivamente. Este tipo de respiración es muy relajante y es básica para tener un buceo exitoso”, comentó la sudcaliforniana, quien estuvo acompañada de su entrenador, el italiano Andrea Zuccari.

En ese sentido puntualizó que, con el tiempo ha ido perfeccionando este tipo de técnicas, ya que anteriormente se dejaba dirigir por sus sensaciones, pero ahora utiliza alarmas que le ayudan a guiar sus acciones y movimientos.

“A los 40 metros de profundidad inicié lo que llamamos caída libre; en el agua cada 10 metros de profundidad es una atmósfera más de presión; el aire de los pulmones se comprime progresivamente”, dijo.

Estrella Navarro también explicó que al llegar a los 75 metros se encuentra con un plato atado a la línea de inmersión, donde están las etiquetas de fondo y, una vez que las toma, se gira para ponerse en dirección hacia la superficie.

“Entre más profundo estoy, soy más pesada pues mis pulmones y el aire que contienen se encuentran comprimidos. De cierta forma, los primeros metros en el fondo son los más difíciles, hay que iniciar el movimiento e invertir energía”, añadió.

En su travesía, Navarro Holm se encuentra con los buzos de seguridad, quienes llegan a los 30 metros de profundidad nadando junto a ella, preparados para asistirle en caso de ser necesario.

Una vez que sale del agua, tiene 15 segundos para recuperarse y hacer el protocolo de salida en el orden y tiempo preciso, de lo contrario, su buceo no será válido, mencionó la dueña del nuevo récord nacional de Buceo Libre.

“Respiro 3 veces por la boca, luego remuevo el clip de mi nariz y respiro una vez más por la nariz. Entonces hago la señala que en el buceo indica que estoy bien. Posteriormente lo digo en el idioma oficial, el inglés. En esta ocasión hice todo en tiempo y en forma, los jueves me dieron la tarjeta blanca. Logré un nuevo récord para México”, concluyó diciendo.