Amenazan ejidatarios con movilizaciones y amparos

Exigen que escuchen su opinión antes de decretar Reserva de la Biosfera las sierras de Guadalupe y La Giganta
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).  El proyecto para decretar las sierras de Guadalupe y La Giganta como Reserva de la Biosfera, podrían derivar en movilizaciones y amparos, advirtieron ejidatarios.

Presuntamente, este 26 de julio se estaría haciendo la declaratoria de Área Natural Protegida (ANP) de 20 ejidos y pequeñas propiedades de los municipios de La Paz, Comondú, Loreto y Mulegé, con afectación de sus superficies de los ejidos; Comondú, Cadejé; Santo Domingo, La Purísima, Loreto, San Javier, San José de Gracia y su anexo Vicente Guerrero, San José Guajademí, San José de la Noria, Alfredo V. Bonfil, Los Cuarenta, Los Naranjos, Emiliano Zapata, Ley Federal de Aguas 1, 2 y 3, San Ignacio, San José de Magdalena y San Lucas.

Ex comisariados ejidales, ejidatarios, productores y pequeños propietarios en voz del doctor Daniel Raúl Vizcarra Angulo y del profesor Ramón Fernando Arce Mayoral, piden “que paren la declaratoria de decreto y se consulte a los ejidos, ejidatarios, productores y pequeños propietarios”, señalaron.

Mencionaron que el Estudio Previo Justificativo (EPJ) presentado por las ONG Historia Natural Niparajá, A.C., y The Natura Conservancy, esgrime entre sus razones para decretar el ANP, el pisoteo del ganado, el sobrepastoreo, la ganadería extensiva; la falta de infraestructura de 11 de las 12 unidades de manejo ambiental (UMA) y los problemas de la tenencia de la tierra y los litigios de los ejidos.

En defensa dijeron que, una conversión pecuaria de ganadería extensiva a estabulada “no se da en base a decretos” se da en base a los apoyos y la capacitación a los productores del campo y, que si hay alguien que cuida el entorno en donde viven y trabajan son los productores, los rancheros y los umeros, en ausencia de las autoridades.

En relación a la falta de infraestructura de 11 de las 12 UMA, dijeron, es cierto, falta mucho, pero a cambio de ello las UMA y los umeros han cumplido con la capacitación y la vigilancia en los ejidos y que, en relación a los problemas de la tenencia de la tierra, todos los ejidos tienen personalidad jurídica y patrimonio propio consagrado en el Art. 27 Constitucional, que todos los ejidos están certificados, que tienen el Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares Urbanos (PROCEDE), tienen certificados parcelarios, dominio pleno y títulos de propiedad, no hay problema en la tenencia de la tierra, habrá litigios sí, pero ello es competencia de cada ejido y sus ejidatarios, no de las ONG.

Con información de El Sudcaliforniano


Comparte esta noticia en:
×

Powered by WhatsApp Chat

×