“Aquí no se vende droga ni hay prostitución»: dueño de presunta casa de citas en La Paz

El dueño del lugar refiere que sí renta habitaciones a prostitutas y prostitutos, pero no ejercen el oficio en el lugar, asegura
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).- “Aquí no se vende droga ni hay prostitución», asegura Reynaldo Porras Ruiz, responsable del inmueble ubicado en el centro de la ciudad sobre la calle Aquiles Serdán, entre Santos Degollado y Melchor Ocampo, la casa verde, la cual ha sido identificado como prostíbulo.

Reynaldo Porras, de 62 años, explica que la casa es de su madre, una hermana del profesor insigne Marcelo Rubio Ruiz, que entre otras cosas fue secretario general del gobierno de Ángel César Mendoza Arámburo. Tras un matrimonio dejado atrás en la ciudad de Mexicali, explica, sumado al deterioro en la salud de su madre, volvió a La Paz, de donde es oriundo, e inició la administración del sitio.

El lugar no es un prostíbulo, reitera cada vez que es necesario, aunque renta sus siete habitaciones a algunas personas que ejercen el antiguo oficio, pero no lo hacen en su casa, insiste.

Un día, recuerda, cuando recién estaba de vuelta de la capital bajacaliforniana, observó desde el techo de la casa verde cómo un par de sexoservidores eran “perseguidos a golpes” por la Policía. Dice haber bajado inmediatamente a la calle y gritarle a los travestis para que se resguardaran en su casa, y desde ese día, indica, los problemas se han ceñido sobre el lugar, lo que no sólo le ha costado mala reputación sino el descrédito de sus familiares.

Así, el señor Parra Ruiz explica que con su incapacidad para trabajar, debido a efectos de una pobre lozanía, sostener el lugar y a su madre con la renta del lugar resulta la mejor opción, además de que significa un bien, explica, para una comunidad abatida. Cada habitación tiene un costo de 50 pesos la noche.

Acerca de la venta de drogas, el dueño tácitamente sostiene que en el lugar no se expende ninguna, incluso afirma que ningún inquilino bebe alcohol, aunque no puede asegurar que no ingieran otras sustancias y aclara que algunos visitantes sí consumen bebidas etílicas.

“Aquí no se vende droga ni hay prostitución, y si alguien dice que aquí le vendieron, pues que venga y que lo demuestre, y si es verdad, pues que pague el que se lo vendió, porque eso no está permitido aquí […] La casa no va a cerrar hasta que mueran los Parra Ruiz”.

En entrevista reciente con el director general de la Policía Municipal de La PazManuel Arce Delgadillo, éste reconoció que han identificado dos puntos en el centro de la ciudad que dedicados a la prostitución, uno de ellos es la casa verde, aunque advirtió que el lugar no será intervenido.

“Tenemos limitaciones porque es propiedad privada, es una vivienda casa habitación. Estamos limitados para ingresar”, explicó.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by