Bahía Magdalena y Almeja producen el 57% de la pesca de BCS

La asociación Civil Programa Marino del Golfo de California inició una estrategia Ciencia Ciudadana para apoyar a los trabajadores del mar
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). El complejo lagunar Bahía Magdalena – Almejas registra el 57% de la pesca industrial de sardina  y pesca ribereña de Baja California Sur; por ello, el Programa Marino del Golfo de California inició la estrategia Ciencia Ciudadana.

El motivo de Ciencia Ciudadana, explicó Victoria M. Jiménez Esquivel, experta en Sistemas de Información Geográfica (SIG) en conservación e integrante de la organización, es la construcción de relaciones de colaboración y de información de coproducción entre científicos y usuarios de uno o de varios recursos marinos.

Entre diversos factores, la abundancia de especies se debe  a la presencia, del complejo lagunar Bahía Magdalena – Almejas, se debe a la presencia del mayor bosque de manglar de Baja California Sur.

Ciencia Ciudadana trata de otorgar a las comunidades pesqueras, herramientas para el manejo sostenible de los recursos marinos. Hay evidencia, por parte de expertos en la materia, que la sobreexplotación de existe, “y en algunos casos el colapso del recurso puede ser inminente”.

“Es necesario comprender los servicios que proporcionan los ecosistemas (por ejemplo, bahías y estuarios) y los procesos ecológicos (por ejemplo agregaciones de desove); por esto, existe la necesidad de dar seguimiento y analizar los patrones de explotación de los recursos utilizando técnicas de mapeo GIS y otras metodologías que permitan ver cómo se distribuyen estas presiones”, expresó.

Se refiere al uso de Sistemas de Información Geográfica  que se utilizan para registrar datos “referenciados con respecto a coordenadas espaciales o geográficas, así como trabajar con distintas bases de datos de manera integrada, permitiendo así generar información gráfica (mapas) útil para la toma de decisiones.”

Se pueden usar para determinar lugares de ciertas especies, comunidades y ecosistemas, así como entender su dinámica y la importancia que tiene en la sociedad; “es imprescindible el conocimiento de su localización y distribución en el espacio.”

Catalogar las zonas de interacción pesqueras, añadió, ayuda también a tomar decisiones de políticas públicas para un mejor desempeño de los concesionarios.

“Tal es el caso de la pesquería de camarón en BMA que, por su importancia económica, llega a definir los patrones de la actividad de las otras generando conflictos sociales, económicos y ambientales”, sostuvo.


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×

Powered by WhatsApp Chat

×