Censan con drones ave endémica de Baja California Sur, que está en peligro de extición

La herramienta para el monitoreo del ave no ha sido utilizada ni en México ni en otro país; es la primera vez que se utiliza instrumentación de este tipo
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Investigadores del Centro de Investigación  Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE) llevaron a cabo, a través de drones, y chips de geolocalización vía GPS, los primeros registros del ave Puffinus opisthomelas, mejor conocida como Pardela Mexicana, en Isla Natividad.

La Pardela Mexicana es un ave en peligro de extinción por la Norma Oficial Mexicana; alrededor del 95 % de la población se concentra en Isla Natividad, Baja California Sur, y el 5 % restante se distribuye entre el archipiélago San Benito e Isla Guadalupe, así como lugares del Golfo de California.

“Esta especie es considerada en peligro de extinción no porque hay pocas, sino porque la mayor parte de la población se concentra en un mismo lugar. Supongamos que hay un evento catastrófico en Isla Natividad, esto pondría a la especie en fuerte riesgo de extinción porque no hay otras colonias grandes que puedan amortiguar el efecto de la catástrofe que pudiera ocurrir en Natividad”, explicó la coordinadora del programa de registro e investigadora del CICESE,  Cecilia Soldatini.

censo-ves

Al momento, se tiene registro que las Pardelas se mueven al norte hacia Isla Cedros y hacia el sur llegando a laguna San Ignacio; de igual manera se registraron velocidades y buceos para alimentarse; sin embargo, la experta explicó que en estos momentos la investigación se encuentra en una fase de análisis.

Cecilia Soldatini explicó que para estimar el conteo de la población de la Pardela Mexicana en Isla Natividad se debía caminar por la colonia, y esto generaba disturbios en la población de aves ya que los nidos de la especie son madrigueras subterráneas, por ello se optó por estudiarlas a través de drones, por cielo y tierra, que además, les permitió tomar fotografías para un conteo más preciso y tener un modelo digital de la isla.

“En los monitoreos anillamos individuos adultos y polluelos para empezar un estudio de dinámica poblacional. Para determinar la distribución en mar e identificar las zonas de alimentación durante el periodo reproductivo estamos colocando receptores GPS en varios individuos”, dijo.

aves

Cabe a destacar que la Pardela Mexicana nunca había sido trazada con este tipo de herramientas de tecnología de punta, ya que es poco estudiada, además que el hecho de ser un ave pequeña, que no pesa más de 400 gramos, y que además bucea, dificulta utilizar instrumentos en ella.

La herramienta para el monitoreo del ave no ha sido utilizada ni en México ni en otro país; es la primera vez que se utiliza instrumentación de este tipo.

“Los instrumentos además de grabar la posición miden velocidad, profundidad y temperatura. Su particularidad es el tener tantos sensores miniaturizados, en dimensiones tan pequeñas que cada equipo pesa 9 gramos, ya que es recomendado por varios estudios que no pese más de 5 % del peso del animal; en este caso estamos entre el 2 y el 3 %. Esta tecnología de vanguardia nos permite enfrentar un reto tecnológico y científico: utilizar GPS en aves marinas de tamaño pequeño”, finalizó.

Fotografías: Cicese


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×