Cicese utilizará drones para monitorear la fauna silvestre y las playas de BCS

El proyecto tiene propósitos de monitoreo ambiental y la posibilidad de ayudar en rescates y protección civil
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). El investigador del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese) Unidad La Paz, Armando Trasviña Castro, informó que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) les aprobó un presupuesto de alrededor de 5,000,000 de pesos para la compra y construcción de drones, aviones de baja altura y cámaras, los cuales servirán para el monitoreo multipropósito del medio ambiente, como las costas y las ballenas.

“La investigaciones hechas en las playas Las Barracas y Las Tinajas, en Cabo Pulmo, nos ayudaron a plantear el proyecto al Conacyt, quien nos favoreció con un presupuesto de infraestructura de casi 5,000,000 de pesos, y hemos estado tratando de hacer el mejor uso de éste para que nos alcance para muchas cosas; […] Tenemos un presupuesto para construir 4 o 5 modelos de diferentes tipos de drones, que contarán con cámaras de diversos tipos, como las ópticas, las infrarrojas, multiespectral; y con eso, podemos incrementar nuestra capacidad de mapeo, tanto de la zona costera, el océano, la línea de playa y tierra adentro, y conformar lo que hemos llamado Sistema Multipropósito de Monitoreo del Medio Ambiente, además de un laboratorio, que ya están por terminar aquí mismo en la Unidad La Paz”.

drones cicese

Trasviña Castro, explicó que se van a adquirir diferentes drones para distintos propósitos de investigación; unos para tomar vídeos y fotografías de menor o mayor precisión, dependiendo del objetivo; y también, de equipos que servirán como entrenadores, ya que no sólo es tenerlos, sino aprender a manejarlos, ya que comentó “tiene su complicación”.

“De los de tipo multirotor, vamos a comprar 4, un entrenador pequeño, bueno, ese lo estamos reparando; un cuadricóptero, que se está usando para un proyecto que está monitoreando cetáceos; otro cuadricóptero, muy avanzado, que es el que vamos a usar más para misiones de mosaicos, con cámaras que no requieren mucha precisión óptica; y uno muy grande, el hexacópero, que tiene capacidad de mayor peso, en el que se podrá llevar cámaras más grandes, infrarrojos y visibles; además, dos aviones, un entrenador y un avión de ala fija, de 3 metros de ala a ala.

Los drones grandes en general son caros, es todo un trabajo de integración de tecnologías existentes, se compra un fuselaje, por un lado, y los motores por otro; vamos a probar con motores eléctricos, aunque sé que vamos a acabar con motores de gasolina; es toda una labor de integración tecnológica y de investigación científica, ya que cada cámara que compramos es para una investigación diferente”.

armando trasviña castro

El investigador, expuso en qué tipos de proyectos se quieren utilizar los drones y los aviones, los cuales, la mayoría son para observar el comportamiento de algunas especies marinas, de aves, y de afectaciones por el clima en algunas costas del estado.

“Queremos seguir en Cabo Pulmo, y hay muchas sugerencias, como las playas tortugueras, donde el cambio de la forma de la playa tiene mucho que ver en la capacidad de la tortuga de llegar a poner sus huevos, cuando se forman los riscos muy grandes, ellas no pueden salir, y queremos documentar eso […] A parte del monitoreo de cetáceas, incluye sitios de anidación de diferentes tipos de aves, como el pelícano en la isla Espíritu Santo”.

“También tiene aplicaciones muy variadas, desde agricultura de precisión, aquí no tenemos bosques, pero puede servir para detectar posibles fuegos en zonas forestales; se puede aplicar en lo que es Protección Civil, ayudar en caso de desastres naturales; y quizá vamos a intentarlo, aunque no sabemos si vamos a tener éxito, pero vamos a tratar de ver hasta qué distancia en el mar se puede para la búsqueda de embarcaciones perdidas”; agregó Armando Trasviña Castro.

dron cicese

Finalmente, dijo que tienen como límite para la compra y construcción de los equipos hasta mediados del próximo año, pues es un requisito que les pidió el Conacyt al aprobar el proyecto; pero indicó que, ésta es solo una primera parte, ya que después deben buscar recursos para realizar las investigaciones.

“Tenemos que terminar antes de junio del 2016, tiene que estar todo funcionando, ese el compromiso con el Conacyt; y después, presentaremos otro proyecto para solicitar presupuesto para las misiones de las investigaciones, que es algo que también sale muy caro; en cada salida, por ejemplo a Cabo Pulmo, se invierten 30,000 o 40,000 pesos, y no es tanto la misión de enviar el dron, sino el transporte, gasolina, hospedaje, comida, y eso es sólo para 4 o 5 personas nada más; este presupuesto que nos aprobaron sólo es para la compra y construcción de equipos y cámaras”, concluyó el investigador de Cicese.


Comparte esta noticia en:
×

Powered by WhatsApp Chat

×