Científica de BCS en Canadá hace descubrimiento del callo de hacha; obtiene premio del IPN

"Para viajar a hacer ciencia fuera de la ciudad de origen es: piensa en un proyecto, rodéate de gente que te apoye, trabaja con alegría y ¡vete!"
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Marián Alejandra Camacho Mondragón nació en el Distrito Federal el 23 de noviembre de 1984, sin embargo, se considera una mujer sudcaliforniana al haber vivido 27 de sus 30 años en diferentes ciudades de Baja California Sur –la última, en la colonia Solidaridad, en La Paz; además, su padre es de Comondú–; la bióloga marina por la UABCS hoy en día estudia un Posdoctorado en el Instituto de Ciencias del Mar de Rimouski de la Universidad de Québec. Es un logro que curse el mayor grado de estudios académicos existentes fuera del país, en Canadá, pero aún más que hace una semana recibió la noticia de haber obtenido el Premio a la Mejor Tesis de Posgrado del Instituto Politécnico Nacional (IPN), uno de los mayores reconocimientos en México en el ámbito académico de estudios superiores.

En entrevista digital para BCS Noticias, Camacho Mondragón habla de su amor a BCS, cómo le hizo y qué hace en Canadá, la trascendencia de su premio, su oposición a los proyectos mineros en la media península y el papel de la mujer sudcaliforniana en la ciencia, entre otros temas. Lo primero, al preguntarle sobre si se considera sudcaliforniana respondió «Meeee! Por supuesto que sí… Yo nací en el Distrito Federal, pero 27 de mis 30 años los he vivido en Baja California Sur, así que soy orgullosamente sudcaliforniana. A mi querida media península me une el amor y el respeto por el mar; y los lazos de vida que comparto con familiares y amigos».

Concluyó la Licenciatura en Biología Marina en la Universidad Autónoma de Baja California Sur en 2006, titulándose por promedio, y allí mismo estudió su doctorado obteniendo mención honorífica, luego –y actualmente– consiguió una beca para estudiar en Canadá el Posdoctorado en Técnicas de Evaluación de los Efectos de la Contaminación en la Salud Reproductiva de Moluscos Bivalvos, que espera terminar en junio de 2016. «Cuando terminé mi Doctorado decidí que quería especializarme en el efecto de la contaminación en la reproducción de los moluscos bivalvos (almejas, hachas, mejillones, etc.) y uno de los mejores lugares en el mundo para aprender esto es, precisamente, Québec. En este lugar se encuentran los especialistas mundiales con las técnicas más avanzadas para evaluar diferentes tipos de contaminantes (metales, hidrocarburos, desechos urbanos, etc.) en la vida marina», dijo, y señaló que su manutención completa «es gracias a una beca del gobierno mexicano, a través de CONACYT«; en Canadá «me ha sorprendido gratamente la gran apertura y calidez del pueblo quebequense con todos los inmigrantes del mundo».

Hace una semana —el 6 de noviembre—, fue enterada que su tesis sobre el callo de hacha recibió el máximo galardón que ofrece el IPN a las investigaciones de posgrado. Su tesis se titula Organización de la gónada, gametogénesis, sexualidad y variaciones estacionales y geográficas de las tácticas reproductivas del hacha china Atrina maura (Sowerby, 1835) (Bivalvia: Pinnidae). Acerca de ésta, expresó «entre muchas cosas presenta resultados de la reproducción de este importante recurso comercial (…) ahora sabemos cuándo y cómo se reproduce esta especie y con base en ello podemos dar recomendaciones a los pescadores y al gobierno sobre las temporadas en las que es mejor extraer estos animales para obtener los “callos” más grandes (…) quisiera resaltar el hecho que la cooperativa pesquera “Mangle Cenizo”, integrada por habitantes de la colonia El Manglito en La Paz, con la cuidadosa guía de la ONG “Noroeste Sustentable” (a quienes agradezco su constante participación y apoyo), ya se encuentran utilizando la información generada en nuestra investigación para un proyecto de repoblamiento del “hacha china” en la ensenada de La Paz. También descubrimos que las “hachas” cambian de sexo: de macho a hembra en cierta etapa de su vida; y además, por primera vez en la historia, pudimos observar con un microscopio electrónico los espermatozoides y óvulos de estos organismos, lo cual es muy importante porque será un punto de comparación en posibles situaciones de contaminación o enfermedades futuras».

marian camacho mondragon

No a la minería, sí a la ciencia

Se le preguntó a la Doctora Camacho Mondragón si estaba enterada de los proyectos mineros “Los Cardones” y «Don Diego», ambos con los ojos puestos en la media península, y ella contestó que «la amenaza permanente de este tipo de proyectos es precisamente lo que me motivó a especializarme en el efecto de los contaminantes en la reproducción de los moluscos bivalvos. Es indispensable que estemos preparados, lo más pronto posible, para evaluar la salud de nuestros recursos marinos, porque no podemos esperar las resoluciones de aprobación de este tipo de extracciones mineras para comenzar nuestro trabajo. Independientemente de la instalación de estas u otras minas en nuestro bello estado, es momento de comenzar a realizar estudios que puedan servir de punto de comparación en el futuro y nos permitan mostrar el efecto de estos contaminantes en la vida marina que hasta el momento goza de aparente salud. Mi opinión es clara y sencilla: “No a la minería tóxica en Baja California Sur”.

En su opinión, BCS está privilegiado en cuanto al fomento científico y la inclusión de las mujeres en proyectos de este tipo. «Nuestro estado, en particular la ciudad de La Paz, tiene una posición privilegiada en cuanto a la ciencia y el papel de las mujeres con respecto al resto del país y me atrevería a decir también a muchas ciudades del mundo. Contamos con varios centros de investigación reconocidos a nivel internacional, entre los que destaca el Centro Interdisciplinario de Ciencias del Mar (CICIMAR) del Instituto Politécnico Nacional, al que orgullosamente debo mi formación de Maestría y Doctorado. Este centro fomenta activamente la difusión de la ciencia en Baja California Sur a través de distintas actividades; asimismo el interés y relevancia de la participación de las mujeres en este campo se ve reflejada en la robusta plantilla de alumnas e investigadoras que laboran en el centro, encabezadas por la inspiradora dirección de la Dra. Margarita Casas Valdez«.

¿Cómo se inspiró y consiguió estudiar el mayor grado académico en Canadá? «Mi ejemplo y más grande inspiración en la ciencia son mis directores del posgrado, Dra. Bertha Patricia Ceballos Vázquez y Dr. Marcial Arellano Martínez, con los cuales desarrollamos la tesis ganadora del premio del IPN. Ellos son dos reconocidos científicos que me han enseñado que la única manera de alcanzar los sueños es trabajar incansablemente por ellos, “sudor y lágrimas” en palabras del Dr. Marcial. La fórmula para viajar a hacer ciencia fuera de la ciudad de origen es muy sencilla de decir: piensa en un proyecto, rodéate de gente que te apoye, trabaja con alegría y ¡vete! Sin embargo, las palabras no son suficientes para describir el largo proceso que existe cuando se toma una decisión de este nivel. El cambiar por completo la vida que uno conoce puede ser un proceso que asusta a cualquiera, y lo digo por experiencia, pero si se tiene ese apoyo y la motivación suficiente, no hay frontera que te detenga».

Por último, además de agradecer el apoyo recibido a su familia y amigos,»quisiera aprovechar esta gran oportunidad para ponerme a disposición de cualquier persona que tenga inquietudes particulares sobre el trabajo ganador del premio y del resto de las interesantes investigaciones que se están llevando a cabo en el Laboratorio de Biología de Invertebrados Marinos del CICIMAR-IPN y de las cuales pueden ser parte. (…) Y recordarle a Baja California Sur que estoy preparándome para regresar y devolver un poco de toda la felicidad y enseñanza que me ha dado».


Comparte esta noticia en:

Acerca del autor

Redacción

Redacción

Equipo de Redacción de BCS Noticias. Si quieres ponerte en contacto con nosotros escríbenos a [email protected]

Comentario

Da click aquí para poner un comentario
  • La Laguna Ojo de Liebre puede ser un buen campo de estudio para las Instituciones antes mencionadas para el estudio de bivalvos y otros moluscos, pueden salir muy buenas tesis licenciatura y posgrado, publicaciones, etc., ojalá la problemática sea atractiva para la comunidad científica sudcaliforniana.

BCS Noticias. Todos los derechos reservados.