¿Conoces cómo cuentan ballenas grises en Laguna Ojo de Liebre?

Durante la temporada que acaba en abril, cada semana empleados de Conanp y Exportadora de Sal, salen a contar ejemplares
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).  A las 08:30 de la mañana de un día de febrero de 2015, llegamos al Chaparrito,  puerto de embarque de Exportadora de Sal. Todo el producto que recolecta parte de ese lugar a isla de Cedros. Partiríamos en lanchas: Natividad y Golondrina para realizar el monitoreo semanal de ballena gris (Eschrichtius robustus) en el Complejo Lagunar Ojo de Liebre.

Ballena2

El personal de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno limpiaba con un trapo la panga mientras un lobo marino nadaba junto a las embarcaciones y, al fondo, se oía la sirena de la transportadora que depositaba cerca de 10,000 toneladas de sal en una barcaza.

Cada semana deben salir en la mañana con empleados del Área de Ecología de Exportadora de Sal, durante la temporada de avistamiento de ballena gris que dura del primero de enero y termina el 30 de abril.

Ballena1

Al salir, sólo la punta de la lancha rebotaba contra el mar por la velocidad. Se detiene al inicio de la laguna junto a la otra, luego de pasar varios postes oxidados, en algunos, águilas pescadoras se acomodaban en la puntas de los pilares. Uno de los tripulantes narraba que las aves reciclan, porque utilizan cualquier objeto, como mangueras, para confeccionar

En una hoja de registro se ponen de acuerdo en la hora. 09:00 de la mañana. Miden temperatura del agua: 20 grados centígrados. La marea estaba baja, cielo despejado y el viento soplaba leve.

Luego se despiden. Cada embarcación avanza paralelamente por la orilla de la laguna, dos personas vigilan su flanco izquierdo y derecho. Otro anota lo que los observadores gritan: cría con madre o adulto solo.

A veces es difícil distinguir una madre con cría, porque nadan de manera sincronizada, una coreografía que dura unos segundos.

ballena gris

Para censar al mamífero marino, es necesario cruzar seis zonas. En la segunda, explicó el biólogo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Héctor Toledo Reza, las pangas se acercan por la angostura de la zona.

De inmediato, el horizonte se llena de resoplidos que salen de lomos plateados de las ballenas grises que prefieren viajar por canales profundos.

Proyectoballenagris.com explica que los grandes animales pueden sumergirse hasta profundidades de 100 metros, pero siempre debe emerger para respirar en la superficie a través de dos orificios ubicados en la parte superior de su cabeza.

“Al cabo de un embarazo que dura entre 12 y 13 meses, las hembras paren a un solo ballenato de unos 5 metros de largo, que crecerá un metro al mes durante sus primeras 16 semanas de vida, gracias a la ingesta de hasta 150 litros diarios de una leche compuesta en 50% por grasa que reciben de sus madres. Esta especie puede llegar a vivir hasta 50 años”, expresa el portal.

Antes el récord que tenían oscilaba entre 9,000 a 12,000, pero ahora es de 10,000 a 12,000 ejemplares, según datos de la Conanp.

Al final del recorrido, que duró más de tres horas, porque se sobrevoló por primera vez un drone la zona, nuestra lancha contabilizó más 500 ejemplares mientras que la otra alcanzó vislumbrar más de 800.


Comparte esta noticia en:
×

Powered by WhatsApp Chat

×