De relojero a joyero; en La Paz los celulares ganaron la batalla al reloj de pulsera

Con la llegada del smartphone, los relojes y los talleres de compostura han disminuido su popularidad, por lo que los relojeros adoptan el oficio de joyeros
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Desde el explosivo crecimiento en el uso de teléfonos celulares en La Paz, en particular smartphones, el oficio de relojero ha quedado casi olvidado, sustituido por el trabajo artesanal del joyero, relegado a las piezas de pared y ornato.

Como cuenta Luis Fernando Hernández Hernández, relojero desde 1994, quienes se sostenían de la compostura de estos vigilantes del tiempo se mudaron al fundir, laminar y eslabonar de joyas, pues de 10 años a la fecha los servicios se redujeron hasta en un 90 por ciento. Actualmente, calcula, ofrece servicio a no más de cuatro relojes a la semana, cuando hace menos de una década la cuota mínima era de 120 relojes al mes.

“Empezó a bajar la popularidad del reloj cuando empezaron a salir los celulares más modernos […] Yo me enseñé primero a la relojería, hacía trabajos a relojes automáticos, relojes de cuarzo, pero poco a poco fue bajando la chamba y me quedaba a veces sin trabajo de relojería y sin dinero, así que me metí al taller a aprender la joyería […] Cuando yo ya menos esperé, yo ya estaba trabajando de joyero”.

Relojero 2

Los precios de las composturas también han aumentado, explica el señor Hernández Hernández, pues “la maquinaria es más complicada”, las piezas son cada vez más sofisticadas  y en muchas de las ocasiones deben ser enviadas “del interior”, por lo que la compostura de relojes de marcas como Mido, Rolex, Armani o Fossil, particularmente digitales, oscila mínimamente entre tres mil y cuatro mil pesos, mientras que la de los típicos relojes analógicos, “los de cuarzo”, es de aproximadamente 120 pesos.

El propietario del Taller de Joyería Marquiz,  que se encuentra en 16 de Septiembre y Revolución, dentro de la Plaza Moyrón, muestra que entre los paceños las joyas favoritas son los anillos y los brazaletes, teniendo una fuerte disminución en los últimos cinco años la venta y manufactura de cadenas; asimismo, el material más popular hoy en día es la plata, mientras hace menos de dos lustros el 90 por ciento de los trabajos de joyería se realizaban con oro.

Relojero 3

Actualmente un gramo de oro de 24 quilates se cotiza en aproximadamente 547 pesos, mientras que un gramo de plata con pureza del 99.9 por ciento se cotiza en no más de nueve pesos. Igualmente, la onza dorada rebasa los 17 mil pesos, cuando la onza de plata no supera los 270 pesos.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by