Denuncian abusos y maltratos contra niños autistas en el CAM de San José del Cabo

La denuncia se interpuso ante la SAMM, bajo el expediente SJC/220/SEX/2015
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Por abuso psicológico, así como violencia verbal y física, fue denunciado el Centro de Atención Múltiple (CAM) Dra. Margarita Gómez Palacio Muñoz ante la Subprocuraduría de Atención a la Mujer y al Menor (SAMM), de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Una vez abierto el caso SJC/220/SEX/2015, la dependencia perseguirá “hechos posiblemente constitutivos de delito” entre el personal del plantel educativo ubicado en el municipio de Los Cabos. La madre de familia que interpuso la denuncia prefirió guardar anonimato, solamente reveló que su hijo cuenta con 10 años de edad y presenta un cuadro de autismo leve.

En marzo, narra, “el niño me dijo que ya no quería ir a la escuela, y le pregunté por qué, y me dijo que era que lo estaban maltratando, así me dijo, maltrato, y le dije ‘quién o qué te hicieron’, y me dijo ‘es que el maestro me empujó, me jaló de la oreja, me trata mal’, y yo la verdad no le presté atención, pero me siguió contando y a mitad de camino mejor me regresé para preguntarle al maestro y la asistente qué es lo que estaba pasando, y ellos pues me dijeron que era mentira”.

El pequeño asegura, según la madre, “que él iba entrando al salón, se tropezó, se cayó, y que la asistente lo levantó de la oreja y que lo empujó, así, digamos, aventándolo con la misma oreja”; después, continúa, el niño le reveló maltratos anteriores, que había guardado por amenazas de los propios profesores, como «golpes en la cara, que lo han pellizcado y que en una ocasión el maestro lo hizo meter a un túnel en el salón de juegos y colocó una pelota grande en la salida y se sentó sobre ella, haciendo así que el niño no pudiera respirar».

Fue aquí cuando le confesó quizá el acto más grave, ocurrido meses antes, “que estaba en el baño del salón, porque cada salón tiene su baño, y que él había cerrado la puerta pero que de repente la puerta la abrió un niño, y llegó la asistente y cuando él salió del baño lo tomó por los testículos y lo estrujó, le apretó fuerte, y le dijo que por qué había dejado la puerta abierta, que era un grosero, un sucio, no recuerdo bien, y dice que lo estrujó delante de todos los niños”.

El día 27 de marzo, la madre acudió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), donde logró que al CAM se le hiciera llegar la notificación CEDHBCS-VA-QF-LC-029/15. La directora Rebeca Fischer Guerrero estuvo presente, indica, así como cuando asistió al SAMM el 21 de mayo, y “quedó en investigar” y mantener una reunión con todo el personal para exponer el caso, elaborar una minuta sobre la información y acuerdos obtenidos en dicho encuentro e informar a los padres de familia sobre el tema.

Aunque sí se llevó a cabo la junta con los trabajadores y los padres de familia, los casos de abuso no fueron expuestos, le confesó la directora Rebeca Fischer a la madre del pequeño de 10 años, “la verdad es que no tuvimos tiempo de hablar de eso”, le dijo, a pesar de que el motivo de reunirse era precisamente ese. De aquella plática surgieron 18 observaciones, donde se cuenta como una de las más importantes la prohibición del uso de celulares cuando se está al cuidado de los niños.

“La demanda no quedó a nombre mío, yo no demandé, fue el niño el que hizo la declaración, yo nada más firmé como madre de familia pero quien hizo la declaración fue el niño, la declaración está hecha con la firma del niño […] De todo el salón es el que mejor habla y el que mejor se expresa, porque su autismo es leve, pero pues hay otros niños que no tienen manera de expresarse ni de decir qué es lo que les está ocurriendo […] Y pues quedaron supuestamente de investigar, de llamar a declarar a todos los maestros, llamar a declarar incluso a padres de familia, pero por lo que yo me he dado cuenta los maestros ni siquiera saben que la demanda está interpuesta, porque no nos han llamado a declarar a ninguno”.

Otra madre, quien también prefirió no revelar su identidad, cuenta que su hija de 25 años de edad, quien padece autismo y discapacidad motriz, en una ocasión fue mordida en un brazo, con tal fuerza que la herida causada le provocó infección y fiebre durante los días posteriores. En el CAM nadie supo exactamente qué ocurrió, indica, sólo aducen que “fue una niña” quien la hirió durante el viaje en autobús regreso a casa, aunque la mamá asegura que de haber sido así todos lo hubiesen notado, ya que “se pone histérica” cuando alguien tiene contacto físico con ella, y esto nunca ocurrió.

CAM Margarita Gomez Palacio 1

Actualmente la joven ya no acude al Dra. Margarita Gómez Palacio Muñoz, pues fue dada de baja “sin ninguna justificación”, apunta su madre, confirmando que en el lugar “los niños son muy maltratados”, lo cual en alguna ocasión se lo hizo saber a alguno de los secretarios generales del Ayuntamiento de Los Cabos, pero no prestaron atención al tema.


Comparte esta noticia en:

BCS Noticias. Todos los derechos reservados.