Desechan demanda de derechohabiente por negligencia contra el ISSSTE La Paz

La demandante ha pasado 11 años sin un diagnóstico concreto, a pesar de que se le extirparon tres vértebras
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Luego de que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) y la Secretaría Particular de la Presidencia de la República atendieran el caso de Manuela Dalia Castillo Ortega, trabajadora del Ayuntamiento de La Paz que por más de 10 años ha vivido extirpación de vértebras, tratamientos medicamentosos y altos ciclos de dolor, sin que hasta la fecha el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) le ofrezca diagnósticos y tratamientos concretos para su enfermedad, el Poder Judicial de la Federación (PJF) desechó la demanda que interpusiera contra la dependencia.

En el Expediente Único Nacional 1600 1088, como acto reclamado el PJF consideró una “violación al derecho a la salud al no ser diagnosticada y no recibir tratamiento médico para recuperar la salud”, bajo el amparo indirecto por la vía administrativa, sin embargo el sentido de la resolución inicial, a sólo un día del ingreso de la demanda a la mesa VI, fue el “desechamiento”.

Desde que en 2003 definieran sus malestares como “tuberculosis de huesos y articulaciones”, luego de cinco biopsias los médicos que la han atendido cambian una y otra vez de opinión, hasta diagnosticarle “salmonella”, “osteomielitis en esternón” y metástasis, aunque no recibe ningún tratamiento de parte del ISSSTE, además de paliativos para el dolor, como tramadol, diclofenaco, lyrica, paracetamol y carbamazepina, así como el continuo intento de canalizarla al área de psiquiatría, a lo que siempre se ha negado.

En junio, la directora general de la ConamedBertha Hernández Valdez, envió una misiva a la señora Castillo Ortega, donde le aseguraba que el organismo de conciliación estaba dispuesto a tomar el caso y, de ser posible, lograr una “indemnización por daño físico y/o reembolso de gastos derivados de la atención médica recibida por un tercero”, sin embargo no han existido avances.

Igualmente, desde que en mayo fuese contactada por Silvia Olvera, perteneciente a la Secretaría Particular de Enrique Peña Nieto, a cargo de Erwin Lino Zárate, para atender el caso “en breve”, no se han registrado intervenciones ni auxilios.

Actualmente, Dalia Castillo permanece en su casa, moviéndose lo menos posible, y aguantando un dolor que se repite e intensifica en el transcurso del día, además de escalofríos, dolores de cabeza, nauseas, fiebre, moretones, así como pérdida de fuerza en manos y piernas.


Comparte esta noticia en:
¿Te gustan nuestras noticias?
Recíbelas por correo
Suscríbre a nuestreo Newsletter y recibe un resumen diario con los mejores titulares
Suscríbete
Prueba el servicio. Es gratis y puedes dejar de recibiarlas cuando quieras
close-link
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×