Detonación de oasis de Comondú permitirá la reactivación de sus rancherías

Los oasis juegan un papel fundamental en la dinámica del impulso al turismo en el municipio; prevén metamorfosis sociales
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). La integración a una ruta turística de los pueblos cercanos a los oasis del municipio de Comondú, provocará una serie de transformaciones económicas-sociales y de la distribución de los recursos naturales, entre ellos el agua.

Desde el inicio de la administración de Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor, el mandatario de Baja California Sur, presentó el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2015, en el que se integraba el impulso de las rancherías instaladas en peculiares ecosistemas.

Por ello, Alba Eritrea Gámez, Jobs Wurl y Juan Carlos Graciano trabajaron en el documento Disponibilidad y uso del agua en el oasis de los Comondú, Baja California Sur: retos y oportunidades para el desarrollo rural.

La investigación realizada para el Colegio de Sonora, es un marco de referencia para comprender “la cultura ambiental y de manejo hídrico en esas poblaciones, así como ofrecer opciones para un mejor uso de este recurso en una zona tan vulnerable, que es representativa de localidades sudcalifornianas aisladas, pero en vías de integración a los procesos económicos y de urbanización que se viven en la entidad”.

La importancia de los oasis o humedales son ambientes idóneos para el desarrollo de las poblaciones que ha forjado la identidad y provocó una relación simbólica con el medio ambiente.

La zona de estudio fueron San Miguel y San José de Comondú que tiene una red de 183 oasis en toda la península de Baja California.

Entre las preocupaciones de los expertos, “es necesario identificar las vocaciones y necesidades de la población para no imponer actividades económicas que no prosperarían”; pero reconocieron que el integrarse a la actividad turística significaría mejoras al servicio de salud y programas de empleo temporal.

El papel que vaticinan a estas áreas en el turismo, sería el de proveer alimentos a proyectos turístico-residencial ubicados en el Pacífico. Por ello, beneficiaría que las personas del lugar aplicaran un modelo de agricultura comercial a pequeña escala, viable por la disponibilidad del líquido.

“La relativa abundancia de agua le ofrece posibilidades de reactivación económica, aunque esa disponibilidad por sí misma garantiza el crecimiento económico tampoco que sea ordenado o equitativo. El manejo del agua que se haga del recurso es esencial”, concluyeron.


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×