Disminuyen visitas cada año a las pinturas rupestres de San Francisco de la Sierra

Existen recorridos desde uno hasta 3 días, y se puede llegar al lugar en mula o caminando
Comparte esta noticia en:

Santa Rosalía, Baja California Sur (BCS). Las pinturas rupestres de San Francisco de la Sierra, en el municipio de Mulegé, fueron reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO a principios de la de cada de 1990, algunas tienen hasta 4500 años de antigüedad y están disponibles para ser visitadas por todos, partiendo desde San Ignacio; sin embargo, cada año va disminuyendo el número de visitantes a esta muestra de arte prehistórico.

Los registros del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) documentaron 2,914 visitas en el año 2013, 8 visitas diarias en promedio; para el 2014 menos de 6 personas diariamente visitaron este zona arqueológica, un total de 2101 personas fueron ese año. En los 8 meses transcurridos del 2015, 1,640 personas han asistido a alguna de las pinturas rupestres de San Francisco de la Sierra, promediando hasta el momento casi 7 diarias; no obstante, comentan los encargados de este patrimonio de la humanidad, que la temporada alta está por iniciar en estos últimos meses del año, por lo que confían en que el número de visitas sea mayor al de años anteriores.

Sergio Aguilar Gonzalez, custodio especializado en zonas arqueológicas, adscrito por el INAH a la sierra de San Francisco, declaró para BCS Noticias que hay 3 niveles o maneras de visitar esta zona de arte rupestre, que da muestra de más de 10,000 años de ocupación por nuestros antepasados californios.

En el nivel 1, puedes ir y venir en un solo día, visitando una sola cueva, que puede ser la del «Ratón» o del «Palmarito», 2 de las pinturas son las mas populares. En el nivel 2 y 3, el recorrido consta de 3 días, sólo que en el 2 visitan las cuevas: «La pintada», «La Flecha», «La Soledad», «La boca de San Julio», «La Música» y «La Palma», mientras que en el nivel 3 puedes visitar las mismas que las anteriores, pero agregando el acceso a otras que no han sido estudiadas, y en las que necesariamente se necesita la guía de un custodio del INAH.

Para visitar los sitios más relevantes se requiere transitar caminos de herradura, a lomo de mula o caminando; en este último caso, sólo se puede si se tiene una muy buena condición física, además de saber sortear los terrenos abruptos. También es necesario acampar.

Como referencia, el precio para 4 personas en un día de recorrido es de 630 pesos, incluyendo el pago del guía, la renta de mulas, el pago del permiso al INAH y el derecho a llevar una cámara fotográfica o de video. En el caso de los maestros y estudiantes, estos no pagan el permiso del INAH, por lo que este recorrido sólo les saldría 442 pesos.

Si estás interesado en visitar estos vestigios de los primeros pobladores de la península y al mismo tiempo practicar el turismo alternativo, comunícate a las oficinas del INAH en San Ignacio al 615 154 0222 para planear la expedición a estos cañones con arte.


Comparte esta noticia en:

BCS Noticias. Todos los derechos reservados.