El Arco de Cabo San Lucas ya tiene fecha de desaparición; pero nacerá otro, según investigador

Al desaparecer el Arco de Cabo San Lucas quedarán unas columnas, como las piedras que se encuentran más hacia dentro del agua
Comparte esta noticia en:

Los Cabos, Baja California Sur (BCS). El profesor e investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Paulino Rojo García reveló que, al cabo de 3,000 años, la icónica formación rocosa del Arco de Cabo San Lucas ya no existirá, es decir, en su lugar quedarán unas columnas, destacando que este es un proceso totalmente natural, pues los ciclos costeros son muy dinámicos -—especialmente en geología-— que incluso, dijo que, las formaciones como playas, formas erosivas o acantilados son tan rápidos que a veces al hombre no les toca apreciarlos; el oleaje de una formación ciclónica es lo que más abonó para su formación, sin embargo, de momento, este mismo factor es el que más está contribuyendo para su destrucción.  

“Es un proceso natural normal, somos muy afortunados también porque en el transcurso de nuestras vidas nos tocó ver el Arco de Cabo San Lucas, es posible que quizá hace 4,000 años la gente veía que apenas se empezaba a formar, y también es muy posible, y esto te lo puedo asegurar, que dentro de unos 2,000 o 3,000 años, el arco ya no va a estar, van a estar a manera de unas columnas, como las piedras que se encuentran más hacia dentro del agua y, en este momento, sin embargo, más retirado del agua yendo hacia tierra firme, ya estará en proceso la formación de un nuevo arco, un ‘protoarco’, nosotros le llamamos, el cual es un proceso muy normal, y no solo se trata del Arco de Cabo San Lucas, sino que hay muchos otros a nivel mundial”. 

Señaló que la formación rocosa del Arco, es frágil a los eventos de lluvia, calor, viento y agua al estar expuesto -—le llaman interperismo— mismos factores que están atacando a la piedra, aunque el principal, dijo, es el oleaje del agua, y que han abonado a que presente fracturas en Geología -—le llaman diaclasas-—, sin embargo, dijo, que mientras no se muevan, son solo fracturas, pero cuando los bloques empiecen a tener movimientos, se presentarán fallas.

Al momento, indicó, sólo se tienen una gran cantidad de fracturas en la parte superior del Arco de Cabo San Lucas, pero, si se llegaran a mover por factores externos a los naturales, llevará menos tiempo para que se llegase a tener el colapso de la estructura.  

“Cabe resaltar que el desplazamiento de los bloques se puede llevar muchos años, por ejemplo, pero una vez empiece este proceso, para este tipo de estructura es irremediable o prácticamente imposible el detener que se sigan moviendo, ¿Es una estructura muy vulnerable? Si.

“¿Qué hacer para cuidarla? De alguna forma limitar o prohibir el acceso para la estructura, ya que hay muchas formaciones rocosas de este tipo que están tan protegidas que impiden que la gente tenga acceso a ellas, y por cosas a veces tan absurdas como que la gente quiere una pequeña muestra de la piedra como recuerdo que estuvo ahí, está sin lugar a duda es una medida para evitar fallas y, con ello, la destrucción, ¿Pronto? No lo creo, a mí me parece que todavía es una estructura muy robusta y entre más la protejamos, más nos va a durar”, añadió.  

Además, desmintió que la formación rocosa tenga un origen que se remonte a cientos de millones de años, pues destacó que, quién se encarga de hacer formas o estructuras en las rocas -—como la del Arco de Cabo San Lucas-—, justamente es el oleaje junto con la arena que transporta, quienes se están moviendo junto con una corriente litoral y van poco a poco lijando la roca -—lo que denominan abrasión-— y que al cabo de la suma de muchos años, dijo, genera formas de este tipo.

Para que se forme esta estructura tiene que estar un agua actuando en el lugar y se sabe que el nivel del agua bajo el nivel del mar se remonta a aproximadamente hace unos 10,000 años, es decir, en ese tiempo, el agua estaba mucho más abajo que en dónde está ahorita, pues indicó que, se sabe que incluso que hace aproximadamente 500,000 años, estaba 200 metros más abajo que la altura que tiene en estos momentos, explicó.  

“Para que pudiera generarse su estructura, tuvimos que tener un nivel del mar hasta esta posición, y ya en esta posición de estabilidad, empezó el agua a labrar el arco en las rocas, mismas que vienen de zonas muy profundas, son unos granitos, al parecer la edad de la piedra -—no del arco-—, es de aproximadamente 60 millones de años, se formó muy por debajo de la corteza y poco a poco fue saliendo hacia la superficie ¿Por qué? Porque es más ligera que todas las piedras que la rodean, se solidifican por el enfriamiento de un cuerpo magmático, y poco a poco empieza a salir hasta la superficie, y esta piedra por haberse formado muchos kilómetros debajo de la superficie, presenta un malestar ahora, al estar muy cerca exhibida sin protección, volviéndose muy vulnerable y frágil al estar en un ambiente diferente”. 

Por igual forma, reveló que las cascadas de arena se ubican por dónde se encuentra la piedra en forma de península invertida, a la cual, dijo, algunos lo llaman ‘el dedo de Zeus’, ubicándose lejos de la boca de la Marina, siendo este, un proceso muy natural, por lo que precisó, que no es extraño que la base del Arco tenga acumulación de arena, lo cual va a depender de cómo se han comportado las lluvias y qué tanto material hayan bajado de tierra firme hasta la línea de costa, de ahí, dijo, el oleaje es el que se encarga de ir transportando estos granos, señalando que la arena que estuvo hace un par de meses debajo del Arco, en estos momentos se encuentra en la zona de las cascadas de arena alimentándolas, mismo proceso que es cíclico y se estará presentando durante algunos años más. 

“La arena viaja largos recorridos pero poca de ella se conserva como tal, cómo se va desplazando cada vez se va haciendo más fina y a su vez tiene menos posibilidades de viajar por qué parte de esta arena, además de que viaja paralelo a la costa, parte de ella se introducen de forma perpendicular, es un desplazamiento que se le conoce ‘movimiento de gusano’, va haciendo cómo ondas con la línea de costa y se mete principalmente hacia adentro, en la estación de invierno, aunque aquí se tienen 2 estaciones marcadas, en verano se tiene mucha arena y en invierno poca, y no es que se pierda simplemente viaja un poco hacia adentro del cuerpo de agua y en verano, además, tiene adicional un movimiento diagonal, de la zona Norte hacia el Sur y finalmente se pierde en las cascadas de arena”. 


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
0
¡Déjanos tu comentario sobre esta nota!x
()
x
×