El Gobierno Federal es el que da los permisos para que cruceros estén en la bahía de La Paz

El Presidente de la Asociación Mexicana de Cruceros aseguró que los navíos no suponen un agente de contaminación para la Bahía de La Paz
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Respecto a la controversia que hay por los cruceros estacionados en la Bahía de La Paz, el presidente de la Asociación Mexicana de Cruceros, José Arturo Musi comentó para BCS Noticias que, el Gobierno Federal es la dependencia que otorgó el permiso para el arribo y estadía de los navíos en aguas paceñas y si hubiera irregularidades ambientales, “no los dejarían entrar”. 

Hay desinformación en cuanto al aspecto de la contaminación. Un grupo de ambientalistas comentaron (sic) que los barcos contaminaban, que si el humo y el deshecho; el aceite. Y a partir de eso, se creó una inquietud por parte de la comunidad. El Gobierno federal es quien otorga el permiso. Si hubiera problemas de contaminación, no nos dejarían entrar a ningún lado”, explicó.

Asimismo, el presidente explicó que los cruceros tienen los más altos estándares de controles contra la contaminación, motivo por el que tienen permitido entrar en casi todos los puertos del mundo y México se basa en los lineamientos internacionales del Convenio internacional para prevenir la contaminación por los buques (MARPOL). Además de que se usa la más alta tecnología para evitar este tipo de problemas, según sus palabras.

“El combustible usa pocos grados de azufre. Hay plantas de tratamiento de agua. Tiene desalinizadoras, potabilizadoras y la más alta tecnología. Cada barco es de última generación y tienen costo entre 400 y 800 millones de dólares. Es muy raro que llegaran a contaminar”, detalló, José Arturo Musi

Al respecto, manifestó que es información técnica de la cual no todos tienen conocimiento y que “a alguien se le ocurrió decir que estaban contaminando La Paz”. Sin embargo, se comprobó por autoridades que no era el caso.

Por otro lado, el directivo también aclaró que, hoy en día, la navegación se mantiene principalmente por las máquinas y controles; mientras que se trabaja con el mínimo de tripulantes, los cuales suelen ser 120 por barco y no duran más de 15 días en un viaje.

Finalmente, José Arturo Musi concluyó que, afortunadamente los cruceros forman parte de una industria muy productiva y la mayoría ha podido resistir, a pesar del descenso de las acciones y estiman que los cruceros partirán a sus puertos base en la primera semana de julio.


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
0
¡Déjanos tu comentario sobre esta nota!x
()
x
×