El Serpentario de La Paz reproduce a la única tortuga de agua dulce de BCS

La organización rehabilita animales de todas las especies, y pretende que el sector privado o gubernamental los siga apoyando
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Víctor Manuel Velázquez Solís muchas veces se frustra, pero no puede dejar a todos esos reptiles. El director de El Serpentario quisiera doblegar a su idealista interno, olvidar que el gobierno federal le negó un apoyo para ampliar el estanque del caimán o, quizá, no preocuparse por reproducir a la única tortuga de agua dulce de Baja California Sur, por cierto, en serio peligro de extinción. No puede, porque su vida son estos prehistóricos seres, y para él no es trabajo: “es mi pasión”.

La tortuga de agua dulce de BCS

El Serpentario tiene una colección de 200 muestras de diferentes especies. Cuenta con siete serpientes y seis lagartijas endémicas, sin embargo, uno de los proyectos más importantes dentro de esta organización de la sociedad civil se encuentra orientado a la reproducción de la Trachemys nebulosa: una tortuga de agua dulce de Baja California Sur.  La distribución de ésta, en el pasado, se localizaba en los oasis de Los Cabos hasta San Ignacio, en el municipio de Mulegé. Ahora en el estero de San José del Cabo está siendo desplazadas por la tortuga de oreja roja (Trachemys scripta elegans), introducida por el hombre.

En la laguna artificial los caparazones amarillos se entremezclan con los lomos oscuros de la oreja roja que se reproduce con rapidez. En total son 420 ejemplares. La diferencia entre las tortugas marinas y la que intentan reproducir, es que la primera logra regresar a las playas para colocar, en promedio, de 80 a 120 huevos,  por lo general, en cuatro ocasiones en 12 meses lo que para los investigadores es fácil llevar en un registro; no sucede así con la hembra de tortuga de agua dulce que únicamente ovideposita una vez al año entre cuatro y 12. Actualmente han liberado en Laguna San Ignacio y en Las Pocitas.

A las organizaciones, fundaciones o instancias gubernamentales dedicadas a la conservación del medio ambiente es casi imposible solicitar un apoyo. “Cuando la Trachemys nebulosas se defienda, nosotros no seremos tomados en cuenta”, advierte el director con un dejo de frustración en su rostro por todo el tiempo en el que han pedido ayuda para continuar con las diversas actividades en El Serpentario, el cual gasta de 30 a 40 mil pesos mensuales.

La desaparición de Abraham Blank

La historia del único herpetario que rehabilita a animales endémicos en el territorio comenzó en 1998 y se inauguró en octubre de 2000. La idea surgió cuando don Víctor recorría con Abraham Blank, allá por los estrepitosos años 90, en una camioneta repleta de organismos vivos de distintas especies. Avanzaban entre los agrestes senderos del territorio desde Los Cabos hasta lejanas serranías de Loreto o Mulegé.  Ofrecían pláticas, concientizaban a los ciudadanos sobre la importancia de serpientes y lagartos de la región, los desmitificaban.

“La idea nace con el señor Blank en 1991, pensando en algo más positivo: “que te parece si construimos el herpetario”, me dijo, y pues como él era del dinero”, explica el ex miembro de la Universidad del Ejército, en una silla después de 14 años de participar en la creación de tan extravagante lugar en el que las cachoras se pasean entre los pies de los visitantes: Aquí no parecen temer al hombre.

La desgracia más sentida del Serpentario ocurrió: en marzo de 2001, Abraham Blank, desapareció. No lo vieron de nuevo. La noche que lo vieron estaba en Cabo San Lucas discutiendo con una persona; después nada.  “Los vecinos escucharon todo, dijeron que hubo amenazas de muerte, nunca encontramos su cadáver, en realidad, no sabemos qué pasó”, comenta mientras entrelaza sus dedos sobre sus piernas, y parece barajear sus recuerdos, luego continúa; “El afroamericano no quiso ir a dar su declaración, y fue la última persona que lo vio por lo que va por él la Policía Ministerial porque no se presentó. Intenta escapar y, en la fuga, tiene un accidente en la carretera y se estrella con un camión de Autotransporte Águila”.

El Ministerio Público decidió dar carpetazo al caso. Los antecedentes criminales del presunto homicida junto al altercado entre ambos aquella última noche de Abraham Blank, antes de esfumarse, fue suficiente para concluir la investigación. “Si él fue o no, no sabemos; jamás se volvió a saber nada, y lo más seguro que esta persona tuvo que ver con la desaparición, a lo mejor se deshizo de él, de Abraham”, comenta mientras el revoloteo de aves y canto de pájaros estremecían la jaula cerca de la iguana verde de casi dos metros.

Educación ambiental y rehabilitación de animales

“No somos una institución lucrativa, estamos de acuerdo en pagar, pero los animales requieren de climas, no porque sean de sangre caliente tienen tolerancia. La comida, vamos a lugares por mermas; no entra dinero, hoy sólo vino una pareja a visitarnos, nuestro grueso son los grupos escolares”, precisó porque al desvanecerse Blank, la organización comenzó a cobrar para sostenerse.

En la esquina de brecha California entre Nueva Reforma y Guaycura #425 existe un lugar que reboza de vida. Es un edén en el que han rehabilitado a 200 especímenes de aves, víboras, zorrillos y gatos salvajes. “El herpentario empuja el sector social, turístico y científico, sin embargo, a la hora de los apoyos nadie, absolutamente nadie, ninguna institución, nos apoya”.

Es tan extraño e interesante El Serpentario que lo mismo te toparás con una iguana rinoceronte (Cyclura cornuta) como con un par de tortugas terrestre de espolones africana copulando. Velázquez Solís apresura el paso para acercarse en el espacio en el que el macho está encima de la hembra, y lo hará así por semanas hasta que quede preñada. El rito sexual va acompañado de un alarido entrecortado que recuerda la prehistoria del hombre. “Mira, para que te des cuenta de lo a gusto que están aquí”, menciona con una sonrisa. Después como si nada toma entre sus manos un pequeño cocodrilo que trataba de seguir invisible entre hojas de un charco de agua. Con agilidad lo atrapa y, como todos los días, hablando con entusiasmo sobre de sus hábitos.


Comparte esta noticia en:

Acerca del autor

Redacción

Redacción

Equipo de Redacción de BCS Noticias. Si quieres ponerte en contacto con nosotros escríbenos a [email protected]

Comentario

Da click aquí para poner un comentario
  • yo acabo de estar hace una semana ahi con mi novia! y en realidad me sorprende el cuidado de los animales, con el poco recurso que se cuenta! nos la pasamos muy bien! hay animales verdaderamente asombrosos! pero en condiciones que podrian ser mucho mejor si se tuviera el apoyo correspondiente! no le volteemos la cara a algo que tambien es importante y turistico en nuestra bella ciudad!

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by