Reconocen la existencia de tráfico ilegal de reptiles endémicos de BCS

Pide la organización poner más atención a las autoridades ambientales
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).  El tráfico ilegal de especies originarias de Baja California Sur es una realidad, sobre todo, cuando de reptiles se trata.

El problema fue tocado por Víctor Manuel Velázquez Solís, representante de El Serpentario, organización encargada de rehabilitar animales endémicos, quien resaltó la importancia que tiene que las autoridades ambientales pongan atención en el tema.

En la media península El Serpentario tiene registro de siete especies de serpientes y siete de lagartijas o lagartos, pero existen más de 30 especies endémicas; “el tráfico es latente, cotizan en precios muy altos a los lagartos que llegan hasta los 9 mil dólares”, explicó.

Entre más extrañas, aseguró, el valor se eleva considerablemente en el mercado negro del comercio irregular de animales exóticos.

El Grupo Ecologista Antares, en 2009, señaló que en el municipio de Loreto, por ejemplo, la comercialización ilegal de distintos animales como halcones, venados, ardillas, borrego cimarrón, gato montés, distintos tipos de aves.

Otra problemática para los reptiles únicos que habitan el estado, es la introducción ilícita de otras especies invasivas como la iguana verde.

Hace tres años, explicó Velázquez Solís, recolectaron cerca de 60 ejemplares muy por encima del  promedio anual que es de 20 a 25 veces cada 12 meses. Las iguanas verdes llegan a medir hasta 2 metros, y por su tamaño representan un peligro para especies como el lagarto cola espinosa que sólo mide 60 centímetros.

“Este animal empieza a desplazar de las áreas de alimentación, asoleamiento o puesta de huevos. Se implanta la especie invasiva y termina marginándolas o extinguiéndolas (a las locales);  son más fuertes por eso se implantan”, explicó sobre el proceso de introducir un especie como la antes mencionada.

Para argumentar lo anterior, recordó que el área del estero San José del Cabo la invasión de la iguana verde ha sido exagerada tanto que es difícil encontrar al lagarto cola espinosa.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) reconoció en 2011 la existencia del tráfico ilegal de animales cuando decomisó 148 pepinos de mar, una tortuga mordedora y varias iguanas verdes.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by