Empleados de Los Arcos se manifiestan en la Junta de Conciliación

El sindicato de Gastronómicos, exige la renuncia del actual titular de la Junta, quienes lo señalan de responder a los intereses de los dueños de Los Arcos
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).- Unos 150 agremiados del Sindicato de Trabajadores de la Industria Hotelera y Gastronómica (SITIHGA), se dieron cita en las oficinas de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), para exigir un resolutivo, que debió haberse entregando un par de meses antes, con el monto de salarios que tendrán que pagar los dueños del hotel Los Arcos a sus empleados, desde el inicio de la huelga en 2008.

El titular del sindicato, Alberto Rentería Santana, denunció que el actual presidente de la JLCA, Mohamed Medina de la Toba, está coludido con la empresa denunciada y responde a intereses de particulares, lo que ha obstaculizado que la resolución de la autoridad esté en tiempo y forma, como lo determinó el Tribunal Colegiado.

“El gran problema que venimos a denunciar, es que lejos de hacerle justicia a los trabajadores el señor se ha estado dedicado a ir al gobierno junto con los empresarios para cabildear que el gobierno levante la huelga. Él, acompañado del abogado de la empresa, asociado con él, van y le piden que levanten la huelga”, señaló.

Rentería Santana, en representación de sus demás compañeros, demandó al gobernador del estado, Marcos Covarrubias Villaseñor, la destitución de Medina de la Toba, por entorpecer el proceso y responder a intereses ajenos, dañando consigo el bien colectivo de los empleados.

“El señor tiene intereses junto con el abogado de la empresa; lo está dilatando, para que los trabajadores se enfaden y que de una vez por todas abandonen la fuente de trabajo”, recalcó el líder sindical.

El presidente de los gastronómicos, manifestó que está no es la primera vez que el actual titular de la Junta se retrasa para emitir un resolutivo, con el que podrán exigir los sueldos caídos y demás prestaciones, puesto que aseveró, la vez pasada duro más de seis meses, en el mismo proceso, que solo debió tomar un máximo de 15 días.

Después de la entrada de decenas de empleados a la oficina, donde gritaban consignas en contra del funcionario local, él salió de su despacho y los atendió, y se llegó al acuerdo que será el próximo lunes cuando se entregue la resolución que demanda el Sindicato.

Mohamed de la Toba rechazó tráfico de influencias

El titular de la Junta de Conciliación y Arbitraje, negó que la tardanza para entregar el dictamen que le solicitó el Tribunal Colegiado, hace casi tres meses, tenga que ver con algún interés económico o particular con la empresa demandada.

“Les doy la razón en el sentido de que la resolución ha sido un poco tardada, porque no se trata de un asunto de una sola persona, se trata de un colectivo, de varias personas, de un asunto muy polémico”, declaró.

Si se ha tomado tanto tiempo, dijo, es porque esta vez quieren estar seguros de que ningún tribunal federal les regrese la resolución.


Comparte esta noticia en:

BCS Noticias. Todos los derechos reservados.