Empleados de Zofemat La Paz: unos mueren o enferman sin tener seguridad social

Erik Geovanny sufre de una hernia inguinal que requiere operación y aunque cuenta con orden médica de cirugía y reposo no se le permite cumplirla
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Erik Geovanny Meza Cota sufre de una hernia inguinal indirecta que requiere operación. Es trabajador de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) en el Ayuntamiento de La Paz, y aunque cuenta con “una orden médica de cirugía y reposo” no se le permite cumplirla.

“Si no vienes a trabajar no te pagamos”, es la sentencia con la que se encuentra cada vez que trata de justificar el permiso para ausentarse una temporada, así que la necesidad económica lo orilla a soportar el dolor y continuar trabajando.

“Yo lo que pido es reposar, y ahorita estoy trabajando, pero ya tengo una orden de reposo porque la hernia se me cae cuando camino y se me desacomoda el intestino, entonces yo pienso que deben respetar mi reposo y esperar a que me operen y volver  a mi trabajo […] Me dijeron que si no iba no se me pagaba, a pesar de que tengo una orden médica de cirugía, con ultrasonidos que pague yo mismo, y no se me hace justo”.

Erik Geovanny no cuenta con seguro médico, aunque es trabajador del Ayuntamiento de La Paz, con la excusa por parte del gobierno de que no es empleado municipal debido a que desempeña su trabajo en zona federal, pero sus cheques llevan la firma de la alcaldesa Esthela Ponce Beltrán, del tesorero municipal, Rosendo Castro Orantes, y del director de Zofemat La Paz, Aarón Condes de la Torre.

Este 26 de agosto cumple un año de haber fallecido una compañera de los trabajadores, quien logró ser afiliada sólo dos semanas antes de sucumbir ante el cáncer, que fue diagnosticado con larga anterioridad.

En una situación muy similar se encuentran alrededor de 80 trabajadores más de esta área municipal, quienes enfrentan la indefensión social aún después de contar algunos con hasta seis años de antigüedad. El caso de todos ellos ha sido expuesto en diversas ocasiones ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), según explican los propios empleados de Zofemat La Paz, pero se han encontrado funcionarios y procedimientos inútiles que no han logrado otorgarles el derecho que les corresponde.

Considerándose empleados del Ayuntamiento de La Paz, debido a que sus pagos provienen de la Tesorería Municipal y a que reciben órdenes de los directivos de ésta esfera gubernamental, exigen ser integrados al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), sin embargo lo que les ofrece la administración Ponce es la subcontratación: ser incorporados al Seguro Popular y recontratarlos pagándoles su finiquito en abonos. Los trabajadores de Zofemat no han aceptado el trato, por lo que, aseguran, ahora reciben amenazas de que su salario será retenido hasta que acepten el nuevo esquema basado en el outsourcing.

Por si fuera poco, desde que inició la administración priista, muestran, sus aumentos salariales, que eran de 200 pesos al año, se redujeron a 80, además de que no han recibido uniformes, aun cuando cada seis meses se les toman medidas para supuestamente dotarlos de ellos. De la misma manera, acusan, se han dejado de limpiar playas como El Tecolote o Balandra por falta de gasolina y mantenimiento a los automóviles de Zofemat, que no han sido renovados ni llevados al taller, afirman, en cuatro años, lo que ya ha provocado accidentes por llantas ponchadas y falta de frenos.

Ahora los trabajadores se han acercado a la nueva asociación civil creada por Baldemar Sicairos, conocido por ser el secretario general en BCS del sindicato de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), quien junto a personajes como el profesor Jaime Lieras Castro, vicepresidente, se ha comprometido no sólo a gestionar a favor de los casi 80 empleados de Zofemat, sino que hace una invitación a todo trabajador que vea violentados sus derechos laborales, gubernamental o de la iniciativa privada, para acercarse a ellos e iniciar los trámites necesarios que restituyan sus derechos. La asociación lleva como nombre “Cani cani por todos los sudcalifornianos” y se dice “alérgica a los partidos políticos”.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by