Empresa busca explotar pitahayas silvestres en 1000 has de Mulegé, por los próximo 20 años

Foto: Cortesía
Los recolectores serán trasladados al sitio de recolección en inmediaciones del poblado Ejido Benito Juárez; la temporada de aprovechamiento será de 3 meses al año
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se presentó una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para cosechar pitahayas de manera sustentable en un predio de 1,000 hectáreas (has) del Ejido Benito Juárez, en el municipio de Mulegé

El proyecto denominado “Aprovechamiento Sustentable del Fruto de Pitaya Agria (Stecocereus gummosus) en Terrenos del N.C.P.A. Benito Juárez, Baja California Sur”, se ubicará en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biósfera El Vizcaíno, mismo que tendrá una vida útil aproximada de 20 años, por lo que no contempla el abandono del sitio. 

La superficie total del proyecto es de 745.02 hectáreas de las 1,000 has que corresponden al predio, en el cual no será necesario el desmonte ni la captura de especies de fauna silvestre o la creación de nuevos caminos de acceso. 

La inversión total estimada asciende a 13.3 millones de pesos; los gastos estimados para implementar medidas de mitigación serán de 60,000 pesos y anualmente también serán 60,000 pesos en el rubro, añadió el documento. 

En ese sentido, se explicó que el fruto será recolectado en el área de aprovechamiento, para después ser trasladados al sitio de acopio, donde se harán los trabajos para almacenamiento, empaque, carga y envío, que se ubicará en el poblado del Ejido Benito Juárez

Para lograr que el proyecto sea sustentable se atenderá un programa de Manejo Forestal Simplificado de la Especie Pitaya (sic) Agria, principalmente en el hecho de que se recolectará únicamente el 80 % de los frutos presentes, dando oportunidad a las aves y otras especies que se alimenten del mismo.

La cosecha del fruto se desarrollará de forma manual, con 20 personas desplazándose a pie, misma que será durante 7 días de la semana en los 3 meses que componen la temporada, es decir, de octubre a diciembre de cada año. 

Los recolectores serán llevados en vehículo hacia el sitio de aprovechamiento y, serán equipados con una pinza de panadero y una cubeta de plástico de 20 litros, desprendiendo el fruto de la planta y depositandolo en la cubeta, misma que será llevada al sitio de maniobras, donde se colocarán en un recipiente de mayor tamaño. 

“Durante las 4 temporadas de la primera etapa serán empacadas sin desprenderles las espinas. A partir de la quinta temporada se empacarán sin espinas y recibirán un tratamiento de conservación mediante refrigeración, antes de su envío a los mercados”, añadió el documento. 

El gasto de operación mensual por temporada se estima en 887,666 pesos en las primeras 4 temporadas, de 2 millones de pesos mensuales a partir del quinto año, por lo que anualmente (por temporada de 3 meses) el gasto llega a los 2.6 millones en las primeras 4 temporadas y 6.1 millones de pesos a partir de la quinta.

Finalmente, se indicó que el servicio de energía eléctrica para las instalaciones del Centro de Acopio y Sitio de Procesos será proporcionada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE); en el caso de agua potable, con un estimado de 40 metros cúbicos por mes, ésta se proporcionará por el Sistema de Agua Potable en Mulegé.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by