En caso del homicidio de Jonathan Hernández, la familia debe decidir el futuro: PGJE BCS

El encargado de la procuración de justicia en Baja California Sur, aseveró que el objetivo de la dependencia era que la familia Hernández conociera el caso, de principio a fin, a fin de que éstos decidieran qué hacer
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Después de varios años del homicidio de Jonathan Hernández Ascencio – en el 2010 – el caso, finalmente, depende de la familia si se queda como está o deciden hacer algo más, declaró el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado en Baja California Sur (PGJE), Erasmo Palemón Alamilla Villeda; pues, ésta última, abrió los expedientes al abogado para resolver y dar más confianza a los denunciantes.

“Yo creo que aquí el indicado es el papá de la víctima, el que tiene que hacer los pronunciamientos; nosotros ya hicimos un pronunciamiento al respecto, hemos sido muy claros, pero a mí me gustaría que ya fuera el papá. Nosotros lo que hicimos en la Procuraduría es abrir todos los expedientes que existían, para que un abogado, de la confianza de él, él no sentía la confianza en las instituciones públicas hasta antes del inicio de esta administración.

“En esta administración lo que se hizo fue abrir las carpetas de investigación, los expedientes que había, se le abrieron a esta persona, a quien se le dio la investidura de Fiscal, y, previo los exámenes de rigor y demás, tuvo a bien resolver e informar; entonces, creemos que sería el indicado que estableciera si esto le ha dado alguna tranquilidad que antes no tenía y la certeza que antes no conocía”, explicó el Procurador el Estado.

En abril del 2016, el mismo funcionario anunció que la familia había solicitado “tener una intervención directa en la investigación, un abogado […] (para que) investigue hasta las últimas consecuencias y él sea quien tome la decisión de ver a quién debe de consignarse, por qué debe de consignarse o quién no debe de consignar, que es lo que está pasando”.

En este mismo sentido, dijo Alamilla Villeda, que la PGJE emitió, en su momento, una resolución, que era el “ejercer acción penal en contra de algunas personas”, pero que, en su momento, los jueces determinaron su improcedencia por “vulnerar” el artículo 23 de la Constitución Política de México. Asimismo, reiteró que la familia es la que deberá dar la última decisión, es decir, si se conforman con esto o seguirán adelante en el caso.

“Ejercer acción penal en contra de algunas personas, los jueces dijeron que estaríamos actuando en una vulneración del 23 constitucional por ejercer acción penal 2 veces contra la misma persona; sin embargo, nosotros, desde otra óptica, con las reformas legales, y en contexto de la ley de amparo, sentimos que no es así, empero la última decisión le corresponde a la familia para establecer si esto van a querer que quede así o ellos van a interponer una demanda de amparo”.

Erasmo Palemón Alamilla Villeda, titular de la PGJE de BCS

Con esto, aseguró el Procurador de BCS, no significaría que la dependencia a su cargo ya no se haga cargo del caso, si no que le darían seguimiento a la resolución que ésta misma emitió, y, por lo tanto, a lo que requiera la familia. “Claro que sí, darle seguimiento todavía a lo último que tenemos y estar muy atentos a lo que la familia pida”.

Alamilla Villeda señaló que, como los jueces no permitieron la acción penal, tampoco no existen órdenes en contra de éstas personas que la PGJE consideró. “No precisamente, porque hubo una persona que ni siquiera pisó la cárcel, venía de los Estados Unidos, y en el proceso de venir, se le extinguió la acción penal por un desistimiento que hubo en ese momento, por algunos funcionarios que tenían la responsabilidad en la Procuraduría”.

Finalmente, el encargado de la procuración de justicia en Baja California Sur, aseveró que el objetivo de la dependencia era que la familia Hernández conociera el caso, de principio a fin, a fin de que éstos decidieran qué hacer.

“Nosotros queríamos que la familia conociera paso a paso, desde que se cometió el delito hasta que se resolvió, qué es lo que había en el expediente y ellos tomaran la decisión de qué es lo que quieren hacer a futuro”.

Jonathan Hernández Ascencio, fue asesinado el 4 de marzo de 2010 en las afueras del bar Las Micheladas, sobre el malecón de La Paz, y, el caso, no ha podido ser resuelto en 3 administraciones y 5 procuradores.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by