En el 2020, más de 250 restaurantes cerraron; en 2021 se han abierto 25 nuevas: Canirac BCS

De retroceder en el semáforo COVID, sería la ruina para muchos restauranteros de BCS, por lo que la representante de Canirac pide sensibilidad a las autoridades
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). El año 2020 dejó marcados a los empresarios restauranteros, ya que fueron más de 250 empresas las que se vieron obligadas a cerrar por las restricciones que se vivieron por la pandemia de COVID en el primer año, dijo la presidenta estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Alimenticios Condimentados de Baja California Sur (Canirac), Julia Lorena Hinojosa Oliva; para el 2021 se abrieron 25 nuevos restaurantes.  

“En el 2020 tuvimos el cierre de más de 250 empresas, unas de manera temporal, otras en forma definitiva, pero en lo que va del 2021, no hemos cerrado ninguna empresa restaurantera, al contrario, se han abierto nuevas empresas. 

“Espero que a pesar de las restricciones que se viven en este momento, se pueda dar el caso, que no haya cierre de restaurantes, y que podamos continuar con nuevas empresas para este 2022, por el bien de todos y por la generación de empleos”, precisó.  

En este sentido, abundó que, a lo largo de la parte sur de la península, se tienen 1,270 empresas afiliadas al momento, de las cuales, se inauguraron 25 durante el año 2021; no obstante, advirtió la Presidenta que, de retroceder en el semáforo, por el incremento de casos o por la variante Omicrón, sería la ruina para algunos emprendedores, ya que han sido golpeados económicamente. 

“En lo que va del año 25 empresas restauranteras en todo el estado […] tenemos más de 1,270 empresas en este momento […] espero que no sea hacia retroceder (cambio en el semáforo) porque ya no se dan las situaciones”, mencionó.  

En este sentido, señaló finalmente, los esfuerzos que han realizado algunos propietarios de negocios, para mantener sus empresas de pie, como “el echar mano de sus ahorros, bienes muebles e inmuebles” para poder pagar deudas que implicaban las empresas, por lo tanto, solicitó a la autoridad “mayor sensibilidad al imponer las restricciones”.  

“En el 2020 las micro pequeñas empresas teníamos ahorros, bienes que vender, pero durante todo el año, nos deshicimos de los ahorros, de los bienes muebles e inmuebles, no tenemos de donde echar mano, solo estamos para subsistir, pagar deudas que contrajimos; espero, por el bien de todos, que, si llegamos a retroceder, la autoridad tenga la sensibilidad de no cerrar las empresas”, aseveró.  


Comparte esta noticia en:
×

Powered by WhatsApp Chat

×