Sepultados 3 mil años de historia en San Javier; INAH alega falta de recursos

Las pinturas rupestres ubicadas en las faldas de la sierra La Giganta se encuentran bajo escombros
Comparte esta noticia en:

Texto: Gisela Chavolla / Carlos Ibarra

Fotos: Gisela Chavolla

La Paz, Baja California Sur (BCS). En su paso por Loreto, el huracán Ivo y otros fenómenos meteorológicos ocurridos el año pasado, no sólo provocaron la desaparición de caminos y viviendas. También sepultaron más de 3 mil años de historia, pues las pinturas rupestres de la Cueva Pintas, que datan de los años 1100 a 1300 a.C., se encuentran cuatro metros bajo tierra.

Sin embargo, a tres meses de cumplirse un año de ocurrido el huracán, e incluso ya iniciada la temporada ciclónica de este año, las pinturas rupestres ubicadas en las faldas de la sierra La Giganta, continúan sepultadas y se desconoce su estado de conservación.

En un recorrido realizado recientemente por BCS Noticias, se constató el daño que causaron las lluvias al camino que lleva a la misión de San Javier. La fuerza de la naturaleza fue tal, que los arroyos se desbordaron, llevando consigo cientos de toneladas de piedras que cubrieron completamente la zona donde estaban las pinturas rupestres.

Aunque en un primer intento por proteger parte del área histórica se colocó cartón y plástico sobre las paredes, las lluvias que continuaron presentándose el año pasado en Loreto, terminaron por sepultar toda la zona donde se exhibían 25 figuras abstractas que pudieron ser realizadas por integrantes de los pueblos cochimíes.

Las pinturas, distribuidas en una zona de 12 metros cuadrados, estaban elaboradas con colores blanco, rojo y amarillo.

«Quien sabe si encontremos algo»: INAH 

A casi un año de que las pinturas fueran sepultadas, la directora del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Baja California Sur, María de la luz Gutiérrez Martínez, indicó que a través de un seguro, recibirán recursos -no dijo la cantidad- para iniciar el rescate del sitio, aunque no fue optimista respecto al futuro de las imágenes milenarias.

“La fuerza del agua arrastró piedras y ramas: quien sabe si encontremos algo”, expresó.

La funcionaria expresó que la influencia del hombre puede ser determinante en ciertos casos, pues señaló que la construcción de una carretera cercana a Cuevas Pintas, pudo haber ocasionado cambios en el cauce original del arroyo aledaño al sitio.

“Yo no tengo la certeza, pero cuando se construye una carretera en un cañón como éste, puedes generar cambios drásticos en los escurrimientos hídricos. En el 2012  llovió mucho en esta región; antes no se habían registrado daños al panel rupestre”, declaró.

Sin embargo, el 19 de febrero de 2011, el entonces representante del INAH en Loreto, Joaquín Muñoz Rendón, consideró que la pavimentación del camino a San Javier fue un factor positivo para el sitio de pinturas rupestres.

La tragedia ocurrió a finales de 2013, por la crecida del arroyo Las Parras que registró 245 milímetros de agua y que arrasó con el arte rupestre.

Estas pinturas no son las únicas que han sido afectados. Por los ciclos naturales del viento y la lluvia, interactuando con las capas geológicas provocan la formación de las cuevas en las sierras de San Francisco y Guadalupe.  Algunas cavernas se han derrumbado por este efecto; sin embargo, el registro fotográfico de los paneles pintados se encuentra debidamente resguardado en las oficinas centrales del INAH.

“Se desprende la pintura, no se puede aplicar nada sobre la matriz geológica, en vez de ayudar, saldrá más caro el remedio que la enfermedad, porque está al aire libre”, destacó la funcionaria.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by