Graffiti: revolución de la estética callejera de La Paz

El arte urbano comenzó a expandirse en 2010, en la actualidad el proyecto Tamal Gallery se colocado como un importante eje de la contra cultural paceña
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).  Para Shout Rka cada raya que expele el aerosol es un hilo para tejer. La pared en la que pinta de morados, rosas y azules, tiene sutiles alegorías a los tejidos prehispánicos. “Es el pincel más rápido de la historia”, bromea mientras se escuchan las partículas de pintura saliendo a toda velocidad de la lata de Hiseck, para estrellarse en el contorno del dibujo de un cerdo. “Yo no veo el graffiti ilegal, es el arte que se manifiesta y este es un buen momento para el arte urbano”, destacó Shout Rka.

Shout Rka y Hiseck forman parte del movimiento de artistas que Tamal Gallery inició. Cara Cummings, dueña del lugar, reconoció el talento local y lo equiparó al de nivel de representantes de otros países donde la cultura es mucho mayor que en México. Promover este tipo de expresión, manifestó, es sumamente difícil porque en las institutos de cultura “hay mucho nepotismo; o los que conocen a alguien adentro logran ser tomados en cuenta”. “El arte institucionalizado me aburre”, mencionó, por tal motivo que el apoyo a jóvenes talentosos, con ideas nuevas, “con aire fresco”, la motiva a seguir. En su afán por darle oxígeno a la escena, inició una revolución estética de una parte del centro de la ciudad de La Paz.

“Hay que tomar la ciudad como una galería para exponer. En cualquier parte este arte está creciendo”, expresó Shout Rka. Él se dijo parte de la manifestación diaria de la nueva expresión citadina, el mensaje que emerge desde las entrañas de un organismo en transición. “Hay que cambiar la imagen de la ciudad, cualquier lugar es un espacio para promover y de manera independiente promovemos el mensaje”. En ocasiones plasman los detalles mucha veces incomodos de la sociedad. Ellos, los grafiteros, por ejemplo, se han unido. Esparcen contra de la minería a cielo abierto.

La música reggae se escuchaba tenue en el fondo. Al mismo tiempo, Cara comentaba que por las mañanas en el Tamal Gallery se imparten clases de inglés, se venden latas de pinturas, hay exhibiciones y, el último viernes de cada mes, el micrófono es abierto para aquel escritor o músico que desee dar a conocer su arte. La galería la fundó en 2010 y, desde entonces, nunca recibió fondos gubernamentales o privados. El Callejón de Arte Zaragoza es la primera intervención de un espacio público que hicieron personajes como Ulises Martínez, Senok o Wessy FB. Una mujer indígena, lagartijas con fractales naranjas, ballenas voladoras y letras deformes encendieron ese sendero callejero.

Es oriundo de Ecatepec, Estado de México, ya lleva cuatro años aquí. La conexión con el mar fue instantánea. La Paz le mostró a Shout Rka un contacto estrecho con la naturaleza. Tanto ha sido la aceptación de la urbe por estas expresiones artísticas que, ahora, dueños de negocios están arriesgando su capital y se suman a la tendencia. Inclusive cuando eran entrevistados ambos expertos trabajaban en un negocio de conocido chef Carlos Valdez, en la capital de Baja California Sur.

Cara prefirió desde su llegada del Distrito Federal “impulsar el ambiente artístico independiente, sencillamente no arte institucionalizado; música y cultura pop no me interesa. Desafortunadamente los mexicanos creen que lo americano es Mcdonalds, pero lo bonito de allá es que se permite lo contrario de lo establecido. Acá está dominado por grandes corporaciones y gobierno. Se necesita un movimiento honesto”.


Comparte esta noticia en:

Acerca del autor

Redacción

Redacción

Equipo de Redacción de BCS Noticias. Si quieres ponerte en contacto con nosotros escríbenos a [email protected]

Comentarios

Da click aquí para poner un comentario
  • Ulises Martinez tambien tiene varios murales en el Callejon y pintó varios de los trabajos en las fotos arriba.

  • el problema con el grafitti, es que el 99% de los vandalos se escudan diciendo que «es un arte» y solamente rayan porquerias de letras o sus nombres o apodos, causando precisamente lo contrario al arte (son desagradables a la vista), en cambio el 1% restante como este caso, efectivamente es un arte, pero deberian de cambiarle el nombre de «grafitti» por otro, pues la gente asocia mas el «graffiti» con el vandalismo de rayar cochinadas, precisamente porque eso es el 99% de las veces. No es que en Mexico no se aprecie el arte, es que los vandalos dicen que crean arte, asi que mas bien esto deberia ser una demostracion pero contra esos vandalos que rayan las ciudades con sus disfiguros y cochinadas. Ojala aprendan de artistas como este

  • La Paz, Baja California Sur (BCS). Para Shout Rka cada raya que expele el aerosol es un hilo para tejer. La pared en la que pinta de morados, rosas y azules, tiene sutiles alegorías a los tejidos prehispánicos. “Es el pincel más rápido de la historia”, bromea mientras se escuchan las partículas de pintura saliendo a toda velocidad de la lata de Hiseck, para estrellarse en el contorno del dibujo de un cerdo. “Yo no veo el graffiti ilegal, es el arte que se manifiesta y este es un buen momento para el arte urbano”, destacó Shout Rka.

    Shout Rka y Hiseck forman parte del movimiento de artistas que Tamal Gallery inició. Cara Cummings, dueña del lugar, reconoció el talento local y lo equiparó al de nivel de representantes de otros países donde la cultura es mucho mayor que en México. Promover este tipo de expresión, manifestó, es sumamente difícil porque en las institutos de cultura “hay mucho nepotismo; o los que conocen a alguien adentro logran ser tomados en cuenta”. “El arte institucionalizado me aburre”, mencionó, por tal motivo que el apoyo a jóvenes talentosos, con ideas nuevas, “con aire fresco”, la motiva a seguir. En su afán por darle oxígeno a la escena, inició una revolución estética de una parte del centro de la ciudad de La Paz.

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by