Improcedente la posibilidad de pescar tortugas marinas: Cemda

En el Foro Regional Pesquero realizado en Veracruz un par de investigadores de la UNAM plantearon liberar parcialmente a las siete especies que existen
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).  La liberación parcial de la veda de tortuga marina en las costas mexicanas, “es totalmente improcedente”. Así lo comunicó el coordinador de políticas públicas del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Alejandro Olivera Bonilla.

La declaración surge en torno al Foro Regional Pesquero realizado en Veracruz, a principios de julio, en donde se discutió la posibilidad de permitir que especies como el dorado o la tortuga marina puedan ser capturadas comercialmente. El evento lo organizó Sagarpa y Conapesca.

“Ha habido varios intentos de levantar la veda, principalmente, a la especie golfina (Lepidochelys olivácea), la más abundante de las siete especies que llegan a México; sin embargo, esas especies están catalogadas bajo el estatus de peligro de extinción. No hay justificación técnica y científica”, precisó.

El tema fue retomado por medios de comunicación sonorenses, luego de que la Federación de Cooperativas Pesqueras del Puerto de Guaymas regresó del encuentro.

El 16 de julio pasado, en rueda de prensa, el presidente de la agrupación, Juan Manuel Félix Espinoza, manifestó que investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presentaran datos sobre un crecimiento en la población de tortuga marina. Aunque no se mostraron las estadísticas.

“Con efectivas medidas de protección a las tortugas hembras, huevos y crías en playas de anidación, se podrían otorgar cuotas de aprovechamiento por zonas y especies específicas para consumo humano”, dijo el cooperativista a Lavozdelpuerto.com.mx.

En contraparte, Olivera Bonilla señaló que “es totalmente improcedente levantar una veda de las poblaciones de tortugas marinas; si ha habido recuperación, pero no han alcanzado niveles que admitan cazarlas”.

El acelerado decrecimiento de ejemplares del animal, ocasionaron que en 1972 el gobierno mexicano implementara la veda parcial. 20 años después decretó las Normas Oficiales Mexicanas 002-PESC-1993 y 008-PESC-1993 para adaptar excluidores de tortugas en barcos pesqueros. Enseguida apareció la NOM-059-ECOL-1994 que delimitó las siete especies en la categoría: en peligro de extinción.

“No se puede quitar la regulación de un plumazo; mientras sigan en peligro estarán protegidas, esto pasa desde la década de los noventa”, puntualizó.


Comparte esta noticia en:

Acerca del autor

Redacción

Redacción

Equipo de Redacción de BCS Noticias. Si quieres ponerte en contacto con nosotros escríbenos a [email protected]

Comentario

Da click aquí para poner un comentario
1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by