Industriales sardineros exigen equilibrio a la Conapesca; dicen que no depredan Bahía Magdalena

El Comité de Pelágicos Menores urgió a la autoridad federal de hacer respetar el Estado de derecho
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Las empresas ensambladoras y pescadoras de Sardina de Comondú, manifestaron su preocupación por la postura de los pescadores ribereños.

En rueda de prensa, el Comité de Pelágicos Menores urgió a la autoridad federal de hacer respetar el Estado de derecho, porque ellos también cuentan con una autorización de parte de la Comisión  Nacional de Pesca (Conapesca).

El conflicto entre ribereños e industriales, aumentó cuando barcos de Baja California, Sinaloa y Sonora llegaron con permisos federales a explotar aguas sudcalifornianas.

En un primer acuerdo, los navíos trabajaron fuera de la Bahía Magdalena, pero al retirarse y dejar a las seis embarcaciones locales, e intentar entrar a la costa interna, los ribereños acusaron de que las redes que usaban provocaban la muerte de especies de importancia para ellos.

El presidente del Comité de Pelágicos Menores, Rubén Bounchez Guzmán, desechó la acusación asegurando que la flota comundeña únicamente utiliza red de cerco y no red de arrastre.

De continuar el conflicto, los industriales temen que 1,200 empleos directos se pierdan junto a 2,500 indirectos. En Comondú se produce el 50% de la sardina en el país.

“Conapesca ha tenido una serie de desviaciones que en el camino han topado las actividades que hoy enmarcamos, actualmente, los conflictos que se han generados entre empresas y permisionarios de ribereños o cooperativas, vienen a dividirnos”, explicó Bounchez Guzmán.

Los cooperativistas pesqueros propusieron subirse a los buques para vigilar a los industriales; la decisión enojó al Comité de Pelágicos Menores, y solicitaron que el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) utilizara a técnicos o inspectores de la institución.


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×