Infierno en ISSSTE BCS. Empleados COVID se arriesgan por 1,900, sin protección y entre brotes

Hay personas de hasta 70 años que son arriesgadas a tratar con pacientes COVID, sin ninguna medida, denuncian empleados de la Salud. Autoridades los hostigan y amenazan con despido. Apenas y les pagan 1,900 a la quincena, y están atrasados
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). La noche de este miércoles 27 de enero, un grupo de personal médico perteneciente al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de La Paz denunciaron a BCS Noticias que están desesperados, ya que trabajan en malas condiciones, mismas que ponen en riesgo su salud; esto, luego de señalar que en la institución obligan a laborar a los empleados con comorbilidad y a los mayores de 60 años. Además denunciaron un brote en el ISSSTE de la calle Bravo, en la capital de Baja California Sur

“Ya estamos llegando al límite de aguantar la situación en el ISSSTE, ahora con la nueva ola que se acaba de presentar desde el 14 de enero que regresamos al Semáforo Naranja a nivel 5 y que han aumentado tanto los casos de COVID aquí, hablando de La Paz. Se encuentran trabajando 6 personas mayores de 60 años, hay una persona que tiene 70 años y lo tienen trabajando”, comentó un encargado de Almacén de ISSSTE La Paz.

Por su parte, quien se desempeña en el área de la Delegación Estatal refirió que no se realizan labores de sanitización en cada uno de los rincones de las clínicas ISSSTE, por lo que en la clínica Bravo ya se dio un brote en el área de farmacia; asimismo, detalló la irresponsabilidad de algunos de los directivos, quienes no usan cubrebocas y no aplican la sana distancia, exponiendo al personal al contagio masivo. 

“Son 3 personas contagiadas en la clínica es personal de farmacia, tengo entendido que no se sanitizó, solamente se hizo una limpieza exhaustiva, los mismos compañeros de las farmacias, no sirven para mucho (las limpiezas exhaustivas).

“Hay un brote en la clínica, ahorita está una compañera con comorbilidades que se le pidió que se quedara, en la clínica de la Bravo, es gente de confianza y como no hay personal, la que se quedó ahorita ya está teniendo problemas porque tiene hipertensión y tienen obesidad”, detalló. 

Por lo anterior, una de las doctoras relató como es que las autoridades se saltan los filtros de seguridad y como se juntan a charlar en los pasillos de las instalaciones del ISSSSTE sin protección alguna, además aseguró que, estos les aumentan las cargas de trabajo, los hostigan y les bloquean sus permisos de vacaciones.

“En la clínica ha habido brotes, el Director con la secretaria en diciembre, la secretaria del subdirector, ellos no hacen filtro porque no se toman la temperatura, se ponen a platicar en las unidades sin protección; se nos están empezando a bloquear los permisos y vacaciones, es mucho hostigamiento y sobrecarga de trabajo”, expresó.

En este sentido, el encargado de Almacén resaltó que existe personal ubicado en el área norte de Baja California Sur al que se le obliga a entrar a los covitarios sin contar con un seguro de salud, con el cual se le garantice atención en caso de contraer la enfermedad, y que ante la negativa de atender a los enfermos del virus, las autoridades toman represalias levantando actas administrativas, violentando así sus garantías individuales. 

“Ayer se presentó una situación en Santa Rosalía con un camillero, pero este chavo se vio envuelto en un problema porque le levantaron un acta, un acta administrativa, él es camillero, pero no tiene riesgos profesionales, lo estaban obligando a mover pacientes COVID sin riesgos profesionales; como él se negó a entrar al área COVID, le levantaron un acta administrativa se brincaron los protocolos habidos y por haber, poniendo en riesgo su salud”, enfatizó. 

El grupo de trabajadores denunció que las guardias y suplencias ganan 1,900 pesos por quincena y que a veces se les atrasa su pago, el cual no es justo comparado con las funciones que realizan dentro de los centros COVID con los pacientes que están luchando contra la enfermedad. 

“El sueldo ganan como 1,900 pesos máximo 2,000 por quincena los de guardias y suplencias, todavía se dan el gusto que si por cansancio los chavalos faltan a trabajar les descuentan el día, los hostigan, está fatal. Una persona de Recursos Humanos hizo un comentario de que estamos ahorita en ‘sálvese quien pueda’, es lo único que puedo comentar, un jefe de Recursos Humanos me dijo eso”, narraron.

Finalmente, un enfermero reveló que en La Paz existe una ocupación de 100 % siendo el fin de semana que pasó uno de los días con más pacientes dentro del ISSSTE de la ciudad capital, mientras que en Comondú esta ya rebasa el 120 %.

“Hay un oficio por la subdelegada médica de Ciudad Constitución mencionando que la capacidad en Ciudad Constitución estaba encima del 120 % y aquí a 100 %, no es información exagerada de nosotros”, concluyó.


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×