La PGJE se cruza de brazos ante recaudadora que usurpa su imagen

La llamada Procuraduría de Cobranza Judicial confirmó que sus clientes se confunden con las palabras "procuraduría y "judicial", lo que les facilita amedrentarlos
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).- A la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) no le afecta que el despacho de recaudación llamado Procuraduría de Cobranza Judicial S.A. de C.V., de Banco Azteca, lleve ese nombre para confundir a los deudores y amedrentarlos con embargos y amenazas. “Actuamos únicamente bajo denuncia”, recuerda el  departamento de Comunicación Social de la dependencia.

Adrián Morales Lucero, “encargado de la Cartera Difícil de Banco Azteca”, explica que los abogados de la Procuraduría de Cobranza Judicial, como endosatarios en procuración de un pagaré, cuentan con “el derecho literal de exigir el cobro, el derecho a demandar, el derecho a embargar y llegar hasta la sentencia”.

Así, se deslinda “totalmente” de que el despacho que representa emprenda acciones violentas contra los morosos de Banco Azteca, precisando que, siempre de manera voluntaria, sugieren al cliente entregar algún artículo, ya sea de línea blanca o electrónica, para saldar sus deudas, lo que “de cierta manera les conviene”, asegura Morales Lucero, pues se les grandes deudas por electrodomésticos de poco valor.

Sobre el truco que hay en el nombre Procuraduría de Cobranza Judicial y el color azul y plata de sus siglas, justo como el de la PGJE, el “encargado de la Cartera Difícil de Banco Azteca” confirmó que lo utilizan para confundir a los ciudadanos, aunque dejó claro que están en su derecho de usar el nombre, aun cuando se aprovechen de la ignorancia de la gente.

“Nunca han agarrado un diccionario y leer lo que significa procuraduría, piensan que va a llegar la Ministerial y que se va a armar, pero no es verdad. Lo que pasa es que no saben”.

La delegada en BCS de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef), María Guadalupe Romero Garayzar, reporta que tan sólo en el mes de marzo, la delegación recibió más de actitudes 20 quejas por amenazas y agresión en contra de este despacho de cobro, recordándole a los sudcalifornianos que la Procuraduría de Cobranza Judicial no cuenta con facultades para embargar y que se cuiden de Banco Azteca. Asimismo, recomendó documentar toda amenaza perpetrada por “los cobradores” de este empresa, a fin de constituir denuncias penales ante la PGJE por los delitos de allanamiento, robo, amenazas y agresiones.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by