Manuel Ojeda, el primer actor de La Paz que trabajó con Michael Douglas y Danny DeVito

Manuel Ojeda, como el Coronel Zolo, en la película Romancing the Stone, en 1984, al lado de Michael Douglas y Danny DeVito
Yo he viajado mucho por mi trabajo, a casi toda la república, y nunca he encontrado un lugar, que al menos a mí me parezca, tan tranquilo y hermoso como lo es Baja California Sur”, comentó el actor sudcaliforniano
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). El reconocido actor de cine, teatro y televisión, Manuel Salvador Ojeda Armenta, – nacido en La Paz, Baja California Sur – es uno de los pocos artistas sudcalifornianos que puede presumir el haber trabajado con actores de la talla internacional como Michael Douglas y Danny DeVito, en una de las películas más taquilleras en los años 80’s; además, representó a dos de los personajes más famosos de la historia de México, Porfirio Díaz y Emiliano Zapata. Platicó, en exclusiva para BCS Noticias, lo que significó para él ser parte de estos proyectos.

“Me vine hace más de 50 años a México. Nací en un barrio que ahora ni sé cómo se llama, en la calle Madero. Mi vida ahí fue muy feliz, ahí hice toda mi primaria, mi secundaria, vivían mis padres en ese tiempo, todo fue muy tranquilo; desde muy joven tuve que trabajar porque no podía sostener mis estudios de secundaria y eso.

“La recuerdo muy diferente, yo he ido algunas ocasiones últimamente, es muy diferente. Todo mundo se conocía, todo mundo sabía quién era quién, hablaban de un apellido y todo mundo sabía de qué lugar o hasta qué edad vivió esa familia. Ahora, yo veo que ya hay muchísima gente, como en todas partes de la república, muchísima gente de fuera, y ya no es aquella ciudad en donde todos se saludaban y se conocían”, contó.

El oriundo de La Paz, narró cómo fue que se le dio la oportunidad de trabajar en una de las películas que representó un éxito en taquilla en diversos países en donde se presentó. Fue en 1984 que compartió créditos con los actores Michael Douglas y Danny DeVito en Romancing the Stone (Dos bribones tras la esmeralda perdida o En busca de la esmeralda perdida, en español).

“Yo había hecho una antes, se hizo toda en México, una película que se llamó El robo de las esmeraldas (Green Ice), con Omar Sharif y Ryan O’Neal, era cuando yo todavía estaba en la escuela de teatro, y, me escogieron para un personaje; y, cuando se iba a hacer esta película de Dos bribones tras la esmeralda perdida, que en inglés se llama Romancing the Stone, la productora de Michael Douglas encontró en los archivos unas fotos mías de esa película que había hecho antes; entonces, ellos pensaron que yo era un actor puertorriqueño, y cuando vinieron a filmar a México, yo tenía una representante y fueron a pedir un actor que tuviera esa fisionomía, porque era un actor puertorriqueño que ellos no sabían cómo conseguir, y era mi foto; entonces, mi representante le dijo, ‘no, él es mexicano, es de acá y yo lo represento’.

“Y así fue como me presentó con los productores, que eran Michael Douglas y su hermano, me escogieron luego, luego, y me cayó la oportunidad de una película muy importante para mí, porque tuvo una difusión muy grande en Estados Unidos y en muchas partes. En Argentina después fui a hacer una película y la gente no me conocía, yo he hecho 300 y pico películas en general, y la gente no me conocía porque allá no hay mercado mexicano, pero por esa de Romancing, sí; en España (también). Tuvo una difusión enorme, enorme, para mí fue una oportunidad enorme”.

Manuel Ojeda, en Romancing the Stone, en 1984, al lado de Michael Douglas

Para el actor, éste no ha sido una de sus grandes oportunidades en la carrera de la actuación, pues, en México, interpretó a dos de los personajes históricos más importantes del país: Emiliano Zapata, en la telenovela Senda de gloria, en 1987; y, Porfirio Díaz, en El vuelo del águila, en el año de 1994.

“Haber representado a esos personajes, pues, antes que nada, fue un gran compromiso porque representar personajes históricos, la gente sabe a través de libros, de historias, de quién se trata; entonces, dos personajes emblemáticos en la historia de México, era un compromiso muy grande, pero fue y todavía me da una gran satisfacción.

“El Zapata que yo hice, estaba yo todavía en pañales en esta carrera, fue una intervención que me trajo muchas cosas; y, ya después, Porfirio Díaz para mí fue como lo más importante que yo he hecho en la televisión actoralmente hablando, a subir de peso, a una serie de cosas físicas para el personaje, y el resultado fue increíble; recibí cerca de 18 premios por esa novela, el Vuelo del águila. Para mí fue un orgullo haber hecho estos dos personajes. Porfirio me llevó 3 años, 1 de preparación y 2 de grabación, imagínate si no va a ser para mí algo significativo”.

Manuel Ojeda, como Porfirio Díaz en la telenovela histórica «El vuelo del águila», en 1994

Manuel Ojeda también puede presumir el haber trabajado al lado de actores y actrices de la Época de Oro del Cine Mexicano, como Katty Jurado, Fernando Soler, Lilia Prado, Marga López, Silvia Pina, entre otros.

“Tengo mucho orgullo de todavía haber trabajado con muchos actores de la Época de Oro del Cine, todavía me tocaron ya en edad avanzada ellos, pero me tocaron gentes que, yo siempre fui muy admirador del cine desde niño, para mí fue emocionante no sólo conocer en persona, sino trabajar con gentes como Katty Jurado, Fernando Soler, Lilia Prado, Marga López, Silvia Pinal, infinidad de actores”.

Manuel Ojeda, como Emiliano Zapata en la telenovela histórica «Senda de gloria», en 1987

Cuarenta años de trayectoria actoral de Manuel Ojeda

El primer actor, por su físico, ha tenido la ventaja de ser considerado para interpretar diversos personajes de distintas nacionalidades, incluso, tuvo la oportunidad de hacer su carrera en Estados Unidos, pero por muchas razones, no pudo hacerlo; esto, no le impidió hacerla en México, dijo.

“Me pidieron que me fuera a Estados Unidos de fijo, porque me decían que mi tipo podía dar todas las nacionalidades, hindú, mexicano, italiano […] pero, no pude, por muchas razones, sentimentales y de todo tipo, vivía mi madre; entonces, no pude irme a vivir a otro país, y ni modo, me quedé acá, quizá pude haber hecho más carrera en Estados Unidos, pero no me arrepiento, yo he seguido vigente en México, sigo haciendo teatro, cine, televisión”.

A lo largo de su carrera como actor, Manuel Ojeda no sólo actuó en telenovelas históricas mexicanas, o en películas taquilleras, sino que interpretó a personajes basados en libros de grandes escritores como Juan Rulfo, Rosario Castellanos o José Revueltas. Para él, no importa con quién actuar o el papel que hará, sino que siga teniendo la posibilidad de estar vigente en el medio.

“Yo he tenido oportunidades tanto en el cine como en televisión, de hacer personajes históricos, como Zapata, como Porfirio Díaz; y en el cine, he hecho muchas películas importantes, de Pedro Páramo, de Rulfo; sobre libros de Rosario Castellanos, sobre libros de José Revueltas. He tenido oportunidades que para mí han sido gloriosas, y la verdad, sigo teniéndolas.

“Me gusta actuar con quien sea, siento que nunca se llega a una meta cuando se es actor; mientras yo tenga mi calidad, mi memoria y todo esto que con los años se te va quitando, opacando, yo quiero seguir en esto; pero, no crean, no es que tenga ganas de hacer un personaje, sino que quisiera que me siguieran llegando”, agregó.

Desde que dejó La Paz, ya son más de 40 años que Manuel Ojeda ha trabajado en diversos géneros de la actuación; y, en su haber, ya cuenta con más de 300 papeles, tanto en cine, teatro y televisión.

“Había empezado cuando salí de la escuela de teatro, pero unos años […] y ya, sin contar eso, ya llevo un poco más de 40 años […] novelas como 60, yo creo; lo que más he hecho es cine, pero contando todo, todo, todo lo que he hecho, unas 300 y pico, gracias al Internet me he enterado de cuántas, porque se olvida; y teatro, es lo que más me gusta, pero es lo que menos he hecho, unas 40 obras de teatro. Yo creo que ha sido una carrera muy sustanciosa para todo el tiempo que llevo en esto”.

Manuel Ojeda en obra de teatro

Manuel Ojeda, el actor sudcaliforniano

“Hay mucha gente que duda que yo haya nacido ahí”, comentó el actor, pues ya son muchos años que dejó la ciudad para irse a estudiar a la Ciudad de México. La pasión por la actuación dijo no saber de dónde le nació, pues nadie de su familia era artista o le gustaba. Fue así que, al mudarse a otro lugar, entendió que actuar si era una profesión.

“No tengo la menor idea, en mi familia nadie, no tengo ningún antecedente de que fuera o ni siquiera de que le gustara; desde muy niño me atrajo mucho el cine, las revistas, todo eso, sin tener una noción de lo que era, hasta que vine a México a estudiar me di cuenta de que ser actor era una profesión en la que hay que estar preparado y hay que tener una disciplina, es una carrera muy absorbente”.

Hoy, en todos estos años, se ha topado con jóvenes que buscan una oportunidad de entrar en el mundo de la actuación como él lo hizo, y que sabe que son originarios de la Capital de Baja California Sur, dice: “Yo veía con tristeza de que ni hubiera un impulso a esta profesión, se impulsaba el deporte y otras cosas, pero no la actuación […] Me he encontrado a varios actores jóvenes que son de La Paz”.

Manuel Ojeda dijo que, aunque tiene más de 5 décadas de haber dejado su ciudad natal, procura visitarla en las épocas decembrinas; pero, muchas veces, por cuestiones de trabajo no lo puede hacer, a tal grado que ya tiene 4 años de la última vez que estuvo en tierras sudcalifornianas.

“Una cosa que nunca pude soportar y que sigo sin soportar, es el calor, cuando tienes extremo e calor allá, no puedo, me sobrepasa demasiado el calor. Procuro ir en diciembre, nada más que este año no pude porque estoy haciendo una temporada de teatro y no pude ir; y, por otro lado, siempre estoy ocupado, por un lado, qué bueno, pero por otro, sí me gusta ir y ver esa ciudad que tanto quiero […] ya van 4 años que no puedo ir, siempre estoy grabando algo, estoy en teatro, estoy en algo, y pues no puedo. Sí voy, tiene que ser mínimo, una semana”.

Manuel Ojeda

De las cosas que más recuerda y gusta al actor paceño, son las playas que tiene La Paz y el hecho de que no sea como Acapulco o Cabo San Lucas, completamente lleno de infraestructura, como hoteles y restaurantes. En una ocasión – recordó – grabó, al lado de Christian Bach, Daniel Stephen y Omar Fierro, una película que tuvo locaciones en la ciudad, en lugares donde a él le tocó vivir en su niñez.

“La playa, me gustaba mucho El Coromuel, algunas playas que había, porque allá la gente no acostumbra mucho, en sí La Paz nunca ha acostumbrado mucho a tener una infraestructura, así como la gente anda en Acapulco, lo tiene más Cabo San Lucas; a mí me gusta mucho el mar tranquilo.

“Hice una película hace muchos años allá, y se llamó El hombre de blanco, una coproducción Estados Unidos-México, y lo recordaba porque me tocó grabar en varias partes en las que yo jugaba, como era un muelle abajo de donde yo vivía, que ya no existe; ahí grabamos en un mercado que se formó para la película; grabamos en otros lugares, la casa de la protagonista era El Caimancito, que en ese tiempo se alquilaba para eventos”.

Acerca de su sentir por la ciudad en donde nació dijo: “Yo he viajado mucho por mi trabajo, a casi toda la república, y nunca he encontrado un lugar, que al menos a mí me parezca, tan tranquilo y hermoso como lo es Baja California Sur”.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by