Más de un año varados y sin trabajar; Empleados de la Feria de San José vuelven a funcionar

De tener ganancias por 200,000 pesos, ahora sus deudas llegan a dicha cifra; los trabajadores de la Feria han reactivado sus actividades en Los Cabo
Comparte esta noticia en:

Los Cabos, Baja California Sur (BCS). Ubicada sobre la Avenida Centenario, se encuentra instalada la feria de San José que, luego de que se declaró la pandemia mundial por la llegada del Coronavirus, quedaría sin posibilidades de funcionar por más de un año, mismos que están retomando su actividad con las medidas sanitarias.

Esteban Vaca, el dueño de los juegos mecánicos, contó que —desde febrero del 2020—, él, su familia y sus 12 empleados, no tuvieron más opción que quedarse a vivir en el sitio que originalmente solo era un lugar de trabajo, pues por cuestiones económicas no lograron regresar a La Paz, de donde son originarios, tampoco pudieron trasladarse a otra ciudad, por falta de eventos. 

“Originalmente solo veníamos una semana, pero ya llevamos más de un año varados, nosotros somos de La Paz, gracias a Dios nos tocó la pandemia cerca de casa, ya no pudimos movernos por cuestiones económicas. Terminando en San José me iba a un evento en San Miguel Zapotitlán, Los Mochis. Esos eran los planes antes de que todo parara”, recordó Esteban. 

Explicó que ninguno de sus empleados fue despedido y recibieron apoyo por parte de la comunidad: “Todos los trabajadores se quedaron con nosotros. Hubo días muy feos y la comunidad nos apoyó, nos traían comida, papel higiénico, despensas. Por parte del municipio, la presidenta Armida nos apoyó también, porque ella hizo el convenio para que pudiéramos quedarnos en este predio, nos brindaron agua, luz y baños”.

Recalcó que, en su situación económica, pasó de tener una ganancia de 200,000 pesos, a tener deudas de la misma cantidad. Hace apenas una semana que tuvieron autorización para trabajar con poco aforo y bajo instrucciones del sector salud, con toma de temperatura, sanitización de juegos y  otras medidas. 

“Hemos estado recibiendo a algunas familias, no como debería ser en una feria, pero sí han venido. Una afluencia de unas 10 a 15 familias, de 5 miembros, los papás y 2 ó 3 niños. Pero no hay comparación, esto era un mundo de gente, se llenaba, teníamos muchos artistas, templetes, todo el municipio venía aquí”, dijo.

De igual forma, el hombre de feria manifestó su esperanza en poder activar su negocio, invitando a la comunidad a asistir y aprovechar el espacio, antes de que comience la temporada de huracanes.

“Ha sido muy triste, pero la esperanza muere al último. Esperamos que ya todo vuelva a la normalidad de la que apenas y nos acordamos, a quien venga a pasear le prendemos los juegos, aprovechamos lo que caiga y aunque sean poquitos nosotros trabajamos”, finalizó.


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
0
¡Déjanos tu comentario sobre esta nota!x
()
x
×