Negligencia en IMSS La Paz: entró por su propio pie y hoy se encuentra en estado vegetativo

Numerosas negligencias por diagnósticos desatinados en el IMSS de La Paz, llevaron a Marlene a un estado vegetativo en donde necesita asistencia 24 horas
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS).- Un sólo caso es suficiente para develar la maraña de corrupción y negligencia que opera al interior del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Se trata del duro paso de Marlene Vinalay Abarca, de 33 años de edad, por sus clínicas, quien el 9 de octubre de 2013 se presenta al Hospital General de Zona número 1 por un dolor abdominal y el día de hoy desfallece ante una hipoxia cerebral que la mantiene en estado vegetativo.

A Marlene le han diagnosticado cinco enfermedades mortales distintas, sin embargo todo ha sido falso. Después de su ingreso a la sala de urgencias por ascitis, para lo cual permaneció más de 12 horas en sala de espera, el oncoginecólogo Ricardo Alberto Ybarra Yee la califica como portadora de cáncer en ovarios y vejiga y el 17 de octubre le extraen ovarios y matriz sin encontrar ninguno de los tumores detectados.

Ante la inconsistencia se le realiza una endoscopía y una colonoscopía para buscar el cáncer, pero luego de cuatro resultados negativos, por el IMSS local y el de la Ciudad de México, la Secretaría de Salud (SSA) y Laboratorios De la Peña, Ybarra Yee cambia el diagnóstico y se inician una serie de tratamientos para combatir lupus, leptospirosis, granulomatosis de Wegener y tuberculosis miliar.

Para este momento Marlene Vinalay presentaba ya un edema pulmonar y el 21 de octubre es llevada a quirófano. Cuando la trasladan a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para conectarla a un ventilador, en el proceso le aflojan dos dientes al golpearla con los tubos que hicieron pasar por su garganta.

La familia acuerda con la doctora Marina Flores, subdirectora de la clínica 1 del IMSS en La Paz, que Marlene permanezca en la UCI durante un par de días para que reciba atención personalizada, sin embargo esa misma tarde es trasladada a piso ante los reclamos de su esposo, Héctor Francisco González Ortiz.

Los camilleros Jorge Torres González y Alfredo Oronia, que en realidad son personal de intendencia pues el instituto no cuenta con camilleros certificados, se percatan de que el tanque de oxígeno de Marlene está vacío, pero dicen, según  la narración del padrastro de Marlene, Julio César López Torres, “no hay problema, sí aguanta, está cerca”. En el transcurso la paciente presenta problemas para respirar y entra en crisis. Después de varios minutos logran conectarla a la toma de oxigeno de una de las camas. La falta de oxígeno le causa hipoxia cerebral.

Marlene es trasladada a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) “Luis Donaldo Colosio Murrieta”, en la ciudad de Obregón, Sonora, pero no sin ser rechazada hasta en tres ocasiones por falta de diagnóstico de la clínica paceña. Los padres, María Concepción Abarca y el señor López Torres, fueron obligados a firmar una carta de responsabilidad donde se advertía que su hija mostraba bula en uno de sus pulmones, mientras que el otro se hallaba colapsado y sin funciones, por lo que durante el vuelo podía morir.

Si sobrevivía sería sometida a una operación de tórax para extirparle el 60 por ciento del pulmón en funciones y vivir para siempre con un ventilador. El 11 de diciembre arriban a la ciudad de Obregón con este aviso y una vez ahí les informan que ningún diagnóstico realizado en La Paz es correcto y que Marlene presenta tuberculosis pulmonar, desnutrición y bacterias intrahospitalarias como pseudomona, serratia y candidiasis.

Milagrosamente Marlene empieza a mejorar, es tratada por neurólogos, neumólogos y fisioterapeutas, al grado de empezar a comer papillas, balbucear, abandonar la posición fetal y reducírsele al mínimo el suministro de oxígeno.

El 4 de febrero de 2014 es trasladada de nuevo a La Paz y, luego de un mes en cama sin atención de interconsultas, los doctores José Eduardo Ávila Ledesma y Manuel Jerez, director de la clínica 1 del IMSS en La Paz y jefe de Medicina Interna, respectivamente, deciden que es momento de darla de alta.

La familia se opone argumentando que no cuenta con solvencia económica para mantener a Marlene en el estado en que se encuentra, a causa de las negligencias del mismo instituto y su personal, además de que su casa, de interés social y donde vive con su esposo e hija de 8 años, Ana Paola, que desde los 5 se le detectó diabetes infantil, es demasiado pequeña para instalar una recámara donde reciba las atenciones necesarias. Cuando hace menos de 7 meses Marlene era una madre trabajadora, ahora usa pañal, come papilla, usa sonda urinaria y sonda gástrica, conserva una traqueotomía y depende de oxígeno.

Desde este punto la situación entre la familia de Marlene y el IMSS se ha encrudecido y el director de la clínica se retiró del caso solicitando un permiso médico, dejando en su lugar a Marco Vinicio Jiménez de la Llave. Además, las negligencias no se han detenido. Con la contratación del abogado Roberto Duarte Gómez para exigir una indemnización y fincar responsabilidades a quienes trataron a Marlene, se descubrió que el expediente de Marlene está “revuelto” con el de su hermana mayor, Ana Luisa, que recientemente dio a luz en el mismo hospital.

La dependencia de salud insiste en dejar sin atención a su derechohabiente por tratarse de un paciente crónico, sin reconocer la responsabilidad de Ybarra Yee, Marina Flores, el propio Ávila Ledesma, Manuel Jerez, Jiménez de la Llave y los camilleros Torres González y Alfredo Oronia.

La familia exige seguridad social vitalicia, una casa adecuada para atender a Marlene, un médico y una enfermera asignadas a su caso de manera permanente, una beca de estudios para la pequeña Ana Paula, así como una pensión alimenticia, además del pago de todos los gastos realizados, desde la compra de medicamentos y equipo médico con el que el IMSS no contó para la atención de su derechohabiente, hasta el pago de boletos de avión, viáticos y lo que resulte.


Comparte esta noticia en:

Acerca del autor

Redacción

Redacción

Equipo de Redacción de BCS Noticias. Si quieres ponerte en contacto con nosotros escríbenos a [email protected]

Comentarios

Da click aquí para poner un comentario
  • Un medio de comunicación debe ser imparcial. Esta nota muestra sólo la postura de la familia, y al parecer no se busco la versión de la institución por lo que no tiene ninguna fuerza periodística más que el escándalo. Si lo publicado aquí fuera mentira, estarían cayendo en el delito de difamación. Cuidado con la calidad.

  • Esto es una terrible noticia para quienes tenemos pacientes en el lugar, pero sin duda te das cuenta de la ENORME necesidad que hay por falta de equipo médico y de médicos especialistas que además estén comprometidos en salvaguardar la vida sus pacientes, contamos con un servicio de poca calidad en el que tienes que exigir para poder recibir la atención y el servicio!! Es increíble que haya más asistentes, personal de administración incluso personal de intendencia..etc. Que médicos que puedan dar una atención adecuada y un diagnostico medico oportuno, estar ahí y que no puedan tener un expediente integral, veraz y ordenado del paciente cuando requieres la atención de más de un medico “especialistas”. En mi consideración es poco lo que la familia pudiera exigir la vida y la salud de una persona quien fuese no tiene precio ni monto establecido.

  • Siii denigrenos, como hicieron con los maestros!
    Por que mejor no contar todo con lo que carece el IMSS!!
    Por que mejor no decir que por cada Dr, atiende a 30 o 40 pacientes; por que no decir que cada vez hay mas pacientes y menos personal;
    Por que no decir que al IMSS cada año se le recorta personal capacitado para diferentes áreas; tu lo mencionaste, el personal de intendencia, actua como camilleros… Donde quedo la plaza de camilleria?
    Por que no decir que a el IMSS se le recorta presupuesto y que ese presupuesto es para paragar mas de un medicamento, para uno de sus tantos pacientes de enfermedades como VIH, Cancer, IRC, entro otras tantas…
    Por que no decir eso!!!

    • Con todo respeto faby no mames yo trabajo en el imss en Veracruz y me da verguenza saber que en mi turno mis compañeros enfermeros solo checan su entrada y se van lo medicos no hacen sus rondines por estar en aula ayer hubo un paro en mi piso y mis apoyo q me dicen.. ya dejala ya eta viejita dejala moeir roba oxígeno… NO MAMEN…!!!

  • Cuando la paciente empeoró siempre fue culpa de los médicos, pero en el mismo artículo cuando la paciente empezó a mejorar fue por un milagro, ahi si no fueron los médicos.

  • Cuando se sometio en quirofano a una toracosentesis porque tenia un derrame pleural masivo se tomaron muestras para mandarlas a laboratorio y patologia sospechando de tuberculosis. Fue lo que dio el diagnostico y antes del resultado se dio tratamiento para tb. Por eso empezo a mejorar.

BCS Noticias. Todos los derechos reservados.