Nueva varazón de sardina; fueron al menos 1,000 toneladas de sardinas muertas en San Ignacio

En esta ocasión los pescadores de San Ignacio reportaron que se trataba de por lo menos 1,000 toneladas de producto marino; se especula que se debió a corrientes cálidas
Comparte esta noticia en:

Mulegé, Baja California Sur (BCS). Frente a la comunidad El Cardón en la Laguna San Ignacio, en el municipio de Mulegé, nuevamente se dejó ver una gigantesca varazón de sardinas en 4 kilómetros (km) aproximadamente de litoral; las autoridades ambientales o de pesca aún no dan a conocer una explicación a tal fenómeno, pero según pescadores de la zona, suponen que se debió a “la presencia de corrientes de agua muy caliente proveniente del norte”.  

En el paisaje se pudo apreciar las sardinas muertas frente al campo pesquero El Cardón y, a miles de gaviotas que se acercaron, pues resultaba un festín, el producto fresco.  Sin embargo, los pescadores, se encuentran extrañados por lo ocurrido, y solicitaron la presencia de autoridades ambientales, para determinar las causas del fenómeno.  

Asimismo, los lugareños estiman que, por la cantidad de sardina varada, son más de 1,000 toneladas, pues son aproximadamente 4 kilómetros de litoral lo que abarca el producto muerto, por lo que temen que esto se torne en un problema de salud pública por la cercanía a la orilla y la comunidad.  

En el sitio, hay una comunidad pesquera donde se explotan diversas especies como langosta y otros tipos de bivalvos; se ubica a unos 60 kilómetros al sur de la comunidad de San Ignacio, como un área natural protegida de la Reserva de la Biosfera de Vizcaíno, en aguas de la Laguna San Ignacio, que es famosa por ser santuario de la ballena gris durante el invierno.  

Un evento similar fue lo ocurrido en Punta Abreojos el pasado agosto, donde aproximadamente medio kilómetro de playa, estaba ocupada entre sardinas, botetes y cabrillas muertas, lo cual coincidió con el fenómeno replicado en los campos pesqueros de Malarrimo, El Campito y El Dátil; este último fueron almejas las que quedaron varadas.  

Del mismo modo, un mes antes, el 10 de julio, se reportó en Bahía Tortugas un acontecimiento de la misma índole, donde residentes detectaron toneladas de sardinas y en menor medida de langosta, verdillo, anchoveta, guitarra cazón, y otras especies a lo largo de 15 kilómetros del litoral.  

Por esos mismos días, en las inmediaciones de Loreto aparecieron al margen de la playa calamares y Bahía Asunción, especies de alta profundad también murieron en multitud; las causas oficiales de todos estos acontecimientos en cadena, se desconoce, pero las fuentes extraoficiales señalan a las altas temperaturas en las corrientes de agua provenientes del norte.  

Con información de Elías Medina, El Sudcaliforniano 


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
0
¡Déjanos tu comentario sobre esta nota!x
()
x
×

Powered by WhatsApp Chat

×