Por uso arbitrario de la fuerza pública, CEDH emitió una recomendación a la Policía de BCS

Elementos de la Policía Estatal de Baja California Sur golpearon a un conductor para bajarlo de la unidad, fracturando su nariz y colocando las esposas
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Por hechos registrados en septiembre de 2020, donde elementos de la Policía Estatal de Baja California Sur golpearon al conductor de una grúa para obligarlo a descender, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación 01/2021.  

De acuerdo con la información, los hechos sucedieron el 1 de septiembre, cuando Raúl Jesús “N” iba conduciendo un vehículo tipo grúa, cuando fue interceptado por la unidad SSPE-00021, quienes le hicieron el alto.  

Una vez que de detuvo la marcha del vehículo, intentaron bajar de la unidad al conductor, quien se resistió, por lo que ingresan a la grúa por la puerta del acompañante y a golpes bajan al conductor.  

Debido a que el civil persistió en su negativa, continuaron golpeándolo hasta someterlo, para luego aplicarle candados de mano y subirlo a la patrulla. Una vez que la persona fue esposada, la víctima se trasladó a las instalaciones de la Policía Estatal, lugar donde permaneció una hora, y pagó una multa por el concepto de riña con oficiales.  

Tras analizar los hechos y evidencias, la CEDH determinó que —en cumplimiento al artículo 11 º y 16 º constitucional— toda persona tiene derecho a la circulación y a no ser molestado; la Policía puede detener en casos de flagrancia, por falta administrativa o delito, bajo un procedimiento que establece la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública.  

“Son obligaciones de los integrantes de las Instituciones Policiales […] realizar la detención de personas sólo en los casos en que se cumplan los requisitos previstos en los ordenamientos legales, protegiendo sus derechos humanos, informando el motivo de la detención y los derechos que le asisten”, refirió el organismo.  

En este caso particular, se acredita el uso excesivo de la fuerza por parte de los Policías Estatales, ya que, de acuerdo al parte de novedades y documentales, no se comprueba una persuasión suficientes y se aprecia la utilización de candados de mano, de ahí que el impacto del uso de fuerza transitó de persuasión hasta inmovilización sin una justificante.  

Se acreditaron golpeas al conductor, la fractura de huesos de nariz, colocación de esposas y el ingreso a la Comandancia, de la Policía que demuestran un exceso en el uso de la fuerza, por lo que se respetó el artículo 12 de la Ley Nacional sobre el uso de la Fuerza.  

Finalmente, se recomendó que se elabore un protocolo de actuación y del uso de la fuerza en las detenciones de la Policía Estatal y puesta a disposición de los detenidos a la Policía Municipal, a presuntos infractores del Reglamento de Tránsito.  

“Se ordene a quien corresponda, para que se lleve a cabo una investigación y, en su caso, de haber elementos, se inicie el Procedimiento de Responsabilidad Administrativa en contra del Policía Estatal, entre otros puntos más”, concluyó.  


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×