Redes de barcos camaroneros en Bahía Magdalena se llevan un 66% de otras especies

El 14 de septiembre se levanta la veda para 90 embarcaciones que utilizan redes de arrastre provenientes de Sonora y Sinaloa
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). En lances de redes de arrastre para la captura de camarón, el 66% de la captura total la representan los peces de todas las especies, los cuales no son el objetivo de las embarcaciones.

Con ello, se demuestra que las redes de arrastre se caracterizan por capturar una cantidad importante de especies no objetivo, denominadas “fauna de acompañamiento de camarón”.

Lo anterior es el resultado que arrojó la tesis titulada  Fauna de acompañamiento del camarón en Bahía Magdalena, BCS, México de Karina de la Rosa Meza, y que efectuó para obtener su grado de maestría con Especialidad en Manejo de Recursos Marinos en el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar).

El documento viene a colación porque el 14 de septiembre se levanta la veda de camarón de alta mar para grandes embarcación que utilizan esta arte de pesca.

César Demetrio Estrada Neri, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) comentó que el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), es la instancia encargada de normar qué herramientas utilizarán los concesionarios pesqueros.

Reconoció que el Golfo de México las redes no son usadas, pero en Baja California Sur  se debe analizar la situación económica: “el costo-beneficio”.

Si tomamos en cuenta “el costo-beneficio” al que se refiere el funcionario federal, la investigadora descubrió que 145 especies distintas son atrapadas en la redes de arrastre junto al camarón café (Farfantepenaeus californiensis) como cangrejos, caracol, almejas, estrellas de mar o pepino de mar

Las artes de pesca o redes de arrastre usadas en la región son tres: chango, ala de ángel y Magdalena I. “En la red tipo “Chango” se capturaron 109 especies y en la “Magdalena I” 104, sugiriendo que no hay diferencias marcadas en la cantidad de especies capturadas por ellas, situación que se modifica al comparar con la red tipo “Ala de ángel”.

“Por la evidencia observada, los cambios encontrados en la estructura de la fauna de acompañamiento, pueden ser adjudicados al comportamiento de los organismos y al uso de las redes de arrastre utilizadas en la captura de camarón café en Bahía Magdalena, sin embargo, no se sugiere que los efectos de estos, sean excluyentes”, expresa la experta.

En México, está prohibido el uso de redes de arrastre en bahías y lagunas costeras, pero por las características de Bahía Magdalena, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca autorizó desde el año 2000 el uso de esas redes en esa bahía.

Los fenómenos de El Niño y La Niña, que disparan las temperaturas del mar o las bajan, pueden influir en la composición de la fauna de acompañamiento de camarón e incluso pueden enmascarar los cambios.

De la Rosa Meza recomendó cómo y por qué fueron capturados por la red de arrastre: “mientras estos se encontraban desplazándose en la columna de agua o porque se estaban alimentando del camarón o alguna otra especie asociada al fondo marino (como las almejas)”.


Comparte esta noticia en:
BCS Noticias. Todos los derechos reservados.
×