Rescataron 4 entierros, en El Conchalito, que pertenecieron a pericúes y guaycuras: INAH

Foto: Cortesía INAH
Vestigios hallados en colonia de La Paz son de pericúes y guaycuras; se rescataron 4 entierros, informó el INAH
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Fueron recuperados vestigios culturales pertenecientes a pericúes y guaycuras en El Conchalito, ciudad de La Paz; los trabajos arqueológicos se llevaron a cabo por parte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), desde finales de enero a mayo del 2022. 

Dichos descubrimientos se realizaron en la colonia Benito Juárez dentro de la construcción de una residencia en dicho fraccionamiento de la capital del estado; los restos fueron localizados a diferentes profundidades, no mayores a 3 metros.  

Entre los hallazgos están 2 entierros humanos muy fragmentados, 2 mejor conservados, así como restos de fauna marina, terrestre, aérea y materiales de talla y pulido de dichos pueblos indígenas.  

Estos entierros se suman a los casi 60 recuperados desde 1981 en El Conchalito; 25 corresponden a hombres y 16 a mujeres, el resto son indeterminados. Uno de los restos óseos encontrados durante el 2022 está completo en un 95 %, por lo que se logró establecer que pertenecía a un individuo femenino de 21 a 25 años, los otros 3 aún no han sido descritos por los investigadores. 

Los trabajos arqueológicos fueron supervisados por los arqueólogos Úrsula Méndez y Miguel Ángel Cruz, dicho sitio fue identificado como campamento habitacional al aire libre durante las épocas de 2,300 y 1,200 a.C. y 1,200 y 1,700 d.C. hasta su extinción debido a la colonización de su territorio. 

Los arqueólogos establecieron que los restos pueden pertenecer a grupos de cazadores-recolectores-pescadores que habitaron el área en la que coexistieron por más de 3 milenos los guaycuras y pericúes. Algunas de sus actividades implicaban la manufactura de herramientas, molienda, recolección de moluscos y el consumo de alimentos, de acuerdo con los restos materiales que han sido localizados. 

Investigadores del INAH en Baja California Sur establecieron que el entierro mejor conservado brindó información inédita, la fosa tenía una base de ceniza y un depósito de moluscos, el cuerpo estaba hacia arriba con la cabeza girada a la derecha.   

Al momento, los restos se encuentran en el Laboratorio de Osteología del Centro INAH Baja California Sur para la continuación de su análisis, al mismo tiempo, el Laboratorio Nacional de Espectrometría de Masas con Aceleradores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) analizará las muestras óseas, de carbón y malacológicas para poder determinar la época de las inhumaciones.  

Con información de Portal y Excelsior 


Comparte esta noticia en:
×

Powered by WhatsApp Chat

×