Tierras ejidales de Sierra La Giganta valdrán más con el nombramiento de reserva: abogado

El especialista recordó el éxito de la Reserva de la Biosfera de Vizcaíno, en donde ejidatarios ofertan ecoturismo como avistamiento de especies y cacería controlada de borregos
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Los propietarios de tierras colindantes con áreas naturales protegidas se verían beneficiados con un decreto de Reserva, pues incrementaría el valor de sus predios, señaló Héctor Essaú González Arvizu, abogado especialista en materia agraria.

Con lo declarado, el litigante contradijo las manifestaciones de ejidatarios que se mostraban inconformes con la posible creación de la Reserva de la Biosfera de Sierra La Giganta y Guadalupe.

“Una Reserva de la Biosfera, hoy en día, cada vez son más las personas e instituciones que toman muy en serio la conservación de los recursos y ambientes en su estado natural, lo que lleva a que los de estos valores de estas áreas sean superior a los afectados por la mano del hombre”, detalló.

El artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, recordó, “la personalidad jurídica de los núcleos agrarios ejidales y comunales y protege su propiedad sobre la tierra, tanto para el asentamiento humano como para actividades productivas”.

“La nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que dicte el interés público, así como el de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los recurso naturales susceptibles de apropiación, con el objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza publica,cuidar de su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana”, se lee en el artículo referido.

Además, citó la Ley Agraria de México, en su artículo 59, que la asignación de parcelas en bosques y selvas tropicales está prohibida,“sancionándola con la nulidad de pleno derecho en caso de llevarse  a cabo”.

A su vez, expresó que los planes de manejo de las áreas naturales protegidas son emitidos por la autoridad, pero por ley se requiere la participación de la sociedad, incluyendo a los propietarios de las superficies que se involucren.

“Además se toman en cuenta, entre otros aspectos, los siguientes: localización y límites del área natural, características  físico-geográficas, características biológicas, contexto arqueológico,    histórico y cultural, contexto demográfico, económico y social, uso del suelo y aguas    nacionales, tenencia de la tierra”, expresó.

Con el plan de manejo se buscará, detalló, la armonización de todas las actividades que ya realizan los titulares de las tierras, “pero incorporando una organización integral que permita la    conservación y restauración del ecosistema, incluso incorporando nuevas actividades que permitan el sano desarrollo de la región”.

“Existen muchos ejemplos de que las Reservas de la Biosfera permiten las actividades y respetan la propiedad de las tierras tanto de núcleos agrarios como de pequeños propietarios, pero las más  palpables son las que se dan en la Reserva de la Biosfera del Vizcaíno, en la que encontramos actividades como el avistamiento de la ballena y la cacería del borrego cimarrón y el venado bura, entre otras”, puntualizó.


Comparte esta noticia en:

1
Hola 👋
Dinos o compártenos lo que quieras 🙂
Powered by