Tribu de Estados Unidos busca retomar caza de ballena gris nacidas en Baja California Sur

Foto: Conanp
El juez asegura que no se verían afectados los hábitos migratorios de la ballena gris, la cual nace y regresa cada año a Baja California Sur
Comparte esta noticia en:

La Paz, Baja California Sur (BCS). Hace unas semanas se dio a conocer que un juez de Estados Unidos permitiría a la tribu Mekah cazar ballenas grises, las cuales nacen en Baja California Sur; aseguran que, con cacerías programadas no se verá afectada la especie ni sus hábitos migratorios. 

La tribu de nativos americanos del estado de Washington alega que la “sagrada práctica” de caza de ballenas se remonta a más de 2,700 años, pero fue en la década de los 90 cuando se les permitió capturar al último de esta especie. 

En 2002 se dictaminó que los Mekah necesitarían una exención bajo la Ley de Protección de Mamíferos Marinos (quienes prohíben la caza de mamíferos marinos) para poder volver a realizar dichas prácticas; sin embargo, desde que fue solicitado en 2005 no han recibido respuesta, hasta ahora. 

El juez de derecho administrativo George J. Jordan aseguró que, de dar dicha exención y permitir la captura autorizada de la ballena gris, “no afectará significativamente su distribución, reproducción y hábitos migratorios”. 

La recomendación del juez es que se le permita a la tribu Makah cazar por 4 meses en años impares a partir del 1 de julio, máximo 2 ballenas grises del Pacífico Norte; mientras que, en los años impares se permitirían atacar a un máximo de 3 en un periodo de 6 meses a partir del 1 de diciembre. 

“Creemos que la vida no la tomamos nosotros, sino que la criatura elige darnos su vida para sostenernos y llevar a cabo nuestra conexión con el océano y con esa parte del mundo natural”, aseguró el presidente del consejo tribal Mekah, Timothy J Greene. 

La tribu cuenta con alrededor de 3,100 miembros y planean utilizar a las ballenas como alimento y para hacer artesanías, obras de arte y herramientas para vender. 

Sin embargo, diversas organizaciones se oponen a la casería, alegando que la tribu no puede reclamar “necesidad cultural” de una práctica que no se ha realizado en décadas. 

Esta decisión –que aún se debate –, podría traer consecuencias importantes a Baja California Sur, debido a que estos ejemplares arriban a la gran cantidad de complejos lagunares que existen, sin mencionar el santuario de ballenas en El Vizcaíno, así como la derrama económica que se da cada año con su llegada a las costas mexicanas. 

Con información de The Guardian 


Comparte esta noticia en:
×

Powered by WhatsApp Chat

×