Vienen con manos limpias, a que les regalen cosas, eso se acabó: Gobernador de BCS a Gremio Rosa  

Foto: El Mundo Digital
Gremio rosa abordó abruptamente al Gobernador de BCS, quien aseguró que pedían 10,000 pesos por concesión, algo que negaron de inmediato
Comparte esta noticia en:

Los Cabos, Baja California Sur (BCS). Durante un evento de entrega de concesiones a transportistas en Los Cabos, realizada este martes, 19 de diciembre del año en curso, se formó una discusión entre el Gremio Rosa, quienes exigieron —entre consignas y letreros— se les otorgarán permisos, y el Gobernador del Estado, Víctor Castro Cosío, quienes les advirtió que no se les regalará, pues dichas prácticas se acabaron. 

“Hay quienes vienen con las manos limpias como para que le regalen cosas. Y eso ya se acabó, el gobierno no va a funcionar así. Ya van 10 eventos que me va a gritar la misma señora con un grupito, ya estuvo bien. Y todo el tiempo yo he respetado a la gente, es una falta de respeto a un evento de los transportistas (…) voy a continuar con firmeza porque la ley se respeta en Baja California Sur, no vamos a actuar a espaldas del pueblo, no somos simuladores de nada”, dijo. 

Todo este revuelo comenzó durante las palabras del alcalde de Los Cabos, Oscar Leggs Castro, expresó que cada uno de los trabajadores del volante, con años de experiencia, recibió un permiso, lo cual catalogó como un acto de “justicia” y añadió que no aceptarán “presiones” para otorgar estos beneficios. Mientras esto ocurría, las mujeres transportistas empezaron a gritar mensajes de protesta. 

“Siempre trabajando para darle a cada quien lo que en justicia le merece, los años que han estado tras del volante son los que hoy les permite recibir su concesión, es justicia para los trabajadores del volante, porque solamente quienes los conocen, quienes vivimos aquí sabemos el sacrifico enorme. Cada uno de los gremios tiene lo que merece, en base al esfuerzo. Seguiremos trabajando en apego de la ley. Jamás aceptaremos presiones”, expresó. 

Al culminar esta intervención, le correspondía el turno al gobernador de Baja California Sur, quien se vio interrumpido de una manera más abrupta, por lo que no dejó pasar de largo las ofensas que recibía por parte de las féminas, quienes tacharon de misógino e hipócrita.  

“Esta gente que ha venido hoy a interrumpirnos pedían 10,000 pesos por concesión, a la gente que estuviera con ellos”, afirmó. 

Luego de esta acusación, la presidenta del Gremio Rosa de Movilidad, Evangelina Castillo, se acercó al podio donde estaba el mandatario estatal para desmentir lo que había dicho, asegurando que el grupo nunca ha pedido dinero, a lo que Castro Cosío le respondió: “ustedes saben quién fue”. 

“Díganos. Misógino, mentiroso, hipócrita”, le reclamó otra de las trabajadoras del volante, perteneciente a este gremio. 

Foto: El Mundo Digital

Al retomar la palabra, el gobernador comentó que no es la primera vez que es interrumpido por este grupo y, en especial, su representante, pero aseguró que no va a permitir “ni una ofensa de más nadie (…) Por favor, retírate, dejen terminar el evento a los transportistas”, le pidió. 

“No sea mentiroso. ¿Quién pidió 10,000 pesos? Miente, no es cierto”, sostuvo otra de las miembros.  

Tras ser abordado fuera del podio, una de las transportistas le arrebató el micrófono a Castro Cosío para confrontarlo y afirmar que él sabe quién estuvo pidiendo dicha cantidad de dinero, asegurando que no es parte de su grupo. 

“Usted conoce quién pidió esos 10,000 pesos y no vamos a ser cómplices de esto. ¿Por qué nos ha discriminado de esa manera? (…) Somos trabajadores del volante, llevamos 30 años (…) somos madres de familia también y tenemos la necesidad de sacar a nuestras familias adelante. Denos la oportunidad, se la exigimos. Como servidor público, cumpla su palabra, aquí a nadie se le va a discriminar (…) Se llama Adriana “N” y no pertenece a nuestro gremio, nosotras estamos ya constituidas y usted perfectamente la conoce”, expresó. 

Posteriormente, la representante de este grupo le dijo que, si no las apoya “con lo que las mujeres merecemos”, van a trabajar “sobre rebeldía y eso va a quedar en su consciencia”. 

Cuando el gobernador logró retomar el micrófono, reiteró que no habrá concesiones para que “cada quien haga lo que le dé la gana (…) quieren que haya un gremio que no esté dentro de la ley y mientras yo esté, la ley se va a respetar (…) No más provocaciones, ya estuvo bueno, hay Gobierno y se va a respetar el gobierno, se los digo a todas y todos, parejito, aquí no vengan a insultar a nadie, yo las he respetado y no van a gritar más que yo, porque yo grité años por justicia, ahora estoy haciendo justicia, ¡Vivan los transportistas!”, exclamó. 

Una vez culminó el alboroto, lo que también ocasionó el cierre del evento, Castro Cosío ofreció declaraciones a la prensa, donde aseguró que esa no la manera de realizar los planteamientos, y que no opacó el motivo de ese encuentro. Reiteró que no va a formar gremios solo por un “grupo determinado”. 

“Me parece que no es la forma hacer los planteamientos, pues echando a perder un evento, pero yo pienso que no le va a quitar mérito al evento, yo ya les dije: ‘no vamos a formar gremios, porque lo planteé un grupo determinado’, hay leyes municipales, leyes estatales que no se trata de formar gremios para quedar bien”, acotó. 

El mandatario estatal reiteró que el Gremio Rosa se ha dedicado a pedir dinero a nuevos miembros para obtener concesiones y que no permitirá “chantaje de ningún tipo”. 

“Nosotros les dimos la oportunidad, ya ellas mismas dijeron cuánto pedían. Yo no voy a permitir chantajes de ningún tipo, menos así de la forma que vienen construyendo esto, en una agresión a los trabajadores del transporte, diciendo mentiras. No puedo recibir a un grupo que no tiene ningún mérito. Los gremios habían acordado que, de esas solicitudes, 2 fueran mujeres. Los transportistas estuvieron de acuerdo, pero ellas no quieren eso, quieren un gremio y el gremio no lo puedo armar yo”, precisó. 

Para finalizar, comentó que no es un misógino, tal y como lo señalaron las manifestantes, debido a que han otorgado permisos a mujeres y viudas de transportistas. 

“Cómo creen que vamos a ser misóginos, a las viudas lees dimos las concesiones. Si existiera, yo hiciera eco de esto, pero de la manera como esta señora persiguiéndome en todos los eventos, que a fuerza yo cree un gremio”, concluyó. 

Con información de El Mundo Digital 


Comparte esta noticia en:
×