A 75 años de existir, la Academia Comercial Salvatierra aun enseña con máquinas de escribir

En 75 años, han egresado 91 generaciones de mujeres especializadas en el secretariado comercial; incluso, dos hombres intentaron estudiar ahí, pero sin éxito alguno

La Paz, Baja California Sur (BCS). La Academia Comercial Salvatierra – exclusiva para mujeres – es una de las instituciones educativas más conocidas en la ciudad de La Paz, con 75 años de existencia, puede presumir ya a 91 generaciones de jóvenes egresadas como secretarias ejecutivas; además, es una o la única que todavía enseña a escribir en máquinas de escribir tradicionales.

“En 1941, una exreligiosa, Josefina Llosa Garnica, viendo la necesidad de que las mujeres muchas veces no tenían quehacer, inició a enseñarles a escribir a máquina, taquigrafía, mecanografía, todo lo que hace una secretaria, con la finalidad de que esas mujeres tuvieran un trabajo en la sociedad organizada de Baja California Sur.

“Tenemos 91 generaciones, la última fue en el mes de julio. Estamos cumpliendo 75 años de servicio en la sociedad paceña; y dirás por qué son 91 generaciones, sin son 75 años, empezamos nosotros, en lugar de que fueran año con año cada generación, empezamos a sacarlos cada 6 meses, cambiamos de 3 años a 4 semestres por la competencia que había en los centros de computación”, contó el director de la Academia, José Guadalupe Gómez González.

academia-salvatierra-fachada-4

academia-salvatierra-egresados

A pesar de que las nuevas tecnologías han ocupado las oficinas de gobierno y empresas privadas, en la Academia Comercial Salvatierra se sigue enseñando a las jóvenes a que aprendan a escribir en las máquinas de escribir tradicionales, pues es un proceso físico-mental, aseguró el directivo.

“El uso de las computadoras lo ven desde que entran, tenemos centro de cómputo y lo llevan desde el primer día de clases, inglés, contabilidad; pero, el proceso de aprendizaje del teclado es un proceso físico-mental, si no le aplastas duro a la tecla, no se te va a quedar grabado el dónde quedó una tecla u otra, y las manos tienen que aprender a situarlas en el teclado; si no lo hacen físicamente, mentalmente no da […] Una vez que se aprendieron bien el teclado en las máquinas de escribir, ya pueden subirse a las computadoras”.

academia-salvatierra-maquina-de-escribir

academia-salvatierra-maquinas-de-escribir

Gómez González comentó que muchas veces las jóvenes que están egresando de las secundarias llegan con deficiencias en lo que son ortografía y matemáticas, por lo que tienen que reforzar estas áreas.

“Nuestro sistema educativo es muy deficiente, vienen las muchachas con muchas carencias en ortografía, no saben escribir; y en números, difícilmente, aprendieron a contar en la primaria o secundaria; entonces, tenemos que enseñarles desde cómo escribir los números con número y letra, ortografía y después lo que es la redacción y correspondencia.

“Ahora, las tecnologías nuevas, Internet, Whatsapp, Facebook, lo único que nos hacen es batallar con las muchachas, pues escriben muy mal, las hacemos que escriban correctamente, no con la k; batallamos más nosotros como institución”, añadió.

academia-salvatierra-salones

academia-salvatierra-patio

El Director de la Academia Comercial Salvatierra subrayó la importancia de seguir formando a jóvenes en el campo del secretariado, pues éstas se siguen necesitando en las diversas dependencias gubernamentales, así como en empresas privadas, a las cuales compara como a la mamá en los hogares.

“En la actualidad, si tú visitas cualquier oficina de gobierno federal, estatal o municipal y en la iniciativa privada, vas a encontrar a personas egresadas de la Academia Comercial Salvatierra; mientras haya una oficina va a haber la necesidad de tener una secretaria, porque la secretaria representa para la oficina lo que la mamá representa para el hogar, cuando la mamá se va de la casa, no encuentras absolutamente nada y es igual con la secretaria, el jefe mejor se va y cierra. La secretaria es una profesionista que lleva las tareas más importantes de una oficina”.

Además, añadió que la formación y el empleo de mujeres “representa un ingreso diferente para esas familias de escasos recursos que son el sector que nosotros manejamos, nosotros manejamos dos sectores desprotegidos, que es la mujer y escasos recursos”.

academia-salvatierra-uniforme

academia-salvatierra-maquina-de-escribir-2

Sobre las otras universidades y sus respectivas carreras, Gómez González dijo que éstas no representan una competencia, sino que ésta la da el mismo Gobierno del Estado, pues crea centros como el Instituto de Capacitación para los Trabajadores del Estado (Icate), en donde considera que no enseñan realmente y no egresan a personas debidamente certificadas.

“Nuestra competencia en desleal, desde el propio gobierno, tienen un elefante blanco que se llama Icate, donde supuestamente preparan a las personas, y no sacan profesionistas, gastan mucho dinero y no hacen lo que nosotros hacemos […] no te enseñan realmente o no te dan una carrera, vas y aprendes, pero no tienes un papel en qué ampararte, un certificado”.

“Lo que nos mengua el ingreso son las crisis recurrentes del gobierno […] la capacidad de pago de las muchachas, ese el principal problema de deserción, que no pueden pagar”, indicó sobre otra de las situaciones que hace que el ingreso de las jóvenes a la institución sea menor o que exista deserción escolar. “Es de 80 alumnas el promedio […] tratamos de que no pase 30, si llegan 60, hacemos 2 grupos; si llegan 50, 2 grupos, dependiendo de la población es la división que hacemos de los grupos”.

academia-salvatierra-fachada

academia-salvatierra-fachada-3

Entre las egresadas de la Academia han estado las esposas de uno de los gobernadores de Baja California Sur y la de un Presidente Municipal de La Paz; otra de las alumnas fue la ahora diputad del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Congreso del Estado.

“La esposa del exgobernador, Alberto Alvarado Arámburo, aquí estudió; la esposa de Wilson González, expresidente municipal; la expresidenta municipal, Rosa Delia Cota Montaño; hay muchas personas que estudiaron y que, en la actualidad están en el Gobierno”.

academia-salvatierra-egresados-2

academia-salvatierra-jose-guadalupe-gomez-gonzalez
José Guadalupe Gómez González, director de la Academia Comercial Salvatierra

Finalmente, Gómez González platicó que, en alguna ocasión les dieron la oportunidad a dos hombres de estudiar en la institución educativa, pero no funcionó, ya que éstos se dedicaban a “enamorar” a los maestros más que a las clases; además, señaló, recalcó que la Academia se creó para las mujeres y con espíritu de servir a éstas.

“En una ocasión, intentamos, nada más que los tuvimos que dar de baja, porque vienen a enamorar a los maestros, no a la clase. Le dimos chanza a dos, vamos a ver si se les da lo de la máquina de escribir, no funcionó; pero al final, esto se creó con el espíritu de darle servicio a las mujeres y continúan mujeres”.