Acusan a presunto pastor de abusar sexualmente a menores en Todos Santos

Archivo
Los delitos fueron denunciados ante PGJE, no obstante, luego de 3 años, estas no han presentado un avance; entre las pruebas existe una denuncia colectiva, en la que se acusa al presunto pasto como responsable de los abusos sexuales

La Paz, Baja California Sur (BCS). Este miércoles 31 de enero de 2018, alrededor de 5 víctimas, menores de edad, se presentaron ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en La Paz, luego de que pasarán 3 años de haber levantado denuncias por abuso sexual contra un presunto pastor cristiano, sin que estas presentarán un avance.

En ese sentido, el presidente de la asociación “70 Millones de Amigos de la Familia, Javier Pantoja González, fue el encargado de acompañar a las víctimas hacia las instalaciones de PGJE, a fin de exigir que el caso no quede en la impunidad.

Por su parte, informó que los delitos ocurrieron alrededor de 3 años atrás, en una casa hogar  de Todos Santos, sitió dirigido por Joel ’N’, quien fuera acusado de haber violado a 3 menores de edad.

Al respecto, indicó que tales delitos fueron denunciados a la PGJE, hecho que puede ser consultado en los folios LPZ/635 y LPZ 636, sin embargo, hasta el momento no hay avances en la investigación.

Cabe mencionar que, uno de los casos se registró el 6 de diciembre de 2014, donde una doctora pudo constatar la violación de un menor de 11 años; en el 2016 también fue denunciado el abuso sexual de 4 menores en la casa hogar.

Mientras tanto, sostuvo que entre las pruebas existentes hay una denuncia colectiva, que integraron 8 habitantes del pueblo mágico, en la que acusaban a Joel ’N’ como responsable de los abusos sexuales en la casa hogar.

Finalmente, los menores que asistieron dieron su testimonio, asegurando recibir amenazas por parte del pastor cristiano para impedir que continúen las denuncias en su contra.

“Este sujeto me violó, tenía 10 años” explicó uno de ellos, mientras que otra menor aseguró que fue abusada a la edad de 13 años, “a mi me sedaron, por que me dieron un té, no supe de que era, y antes de caer dormida sentí una penetración, que fue cuando me di cuenta que yo había sido violada […] no lo quise hacer ni decir porque tenía miedo de lo que iba a pasar”, declaró.

Con información de Alejandro Patrón